Escucha esta nota aquí

El vicepresidente, Álvaro García Linera, anticipó que el Gobierno realizará un balance crítico al accionar de los vocales electorales departamentales y nacionales, cuestionados por su afinidad política con el MAS. 

"Ahora que ya no hay elecciones, que ya no esta en juego el tema de la votación de la población que es sagrada, habrá que hacer el balance del buen o mal desempeño, no tenemos una posición oficial al respecto, pero sí será un balance crítico para tomar decisiones", informó en conferencia de prensa.  

Aseguró que son respetuosos de la institucionalidad del Tribunal Supremo Electoral (TSE), pese a que muchas de sus decisiones afectaron al Movimiento Al Socialismo (MAS). Atribuyó a una de esas medidas la derrota en Tarija ante la inhabilitación de uno de sus candidatos.

"Hemos acompañado las exigencias de recursos y de apoyo para que lleven adelante su trabajo. No hemos incumplido ninguna de los pedidos que han tenido para preparar las elecciones y como partido político, hemos acatado sus decisiones e incluso nos han hecho un daño terrible", acotó García Linera.  

Informó que el Gobierno tomará alguna determinación para evaluar a los funcionarios, muchos de los cuáles fueron relacionados con el MAS, como los vocales Ramiro Paredes, Dina Chuquimia e Irineo Zuna, todfos denunciados por la oposición.