Escucha esta nota aquí

La Alcaldía cruceña trabaja contra el reloj para terminar los trabajos en el nuevo Mercado Minorista Los Pozos y así concretar, el 26 de marzo, el traslado de más de 2.400 gremiales que actualmente están asentados en las calles y aceras del actual centro de abastecimiento.

En el nuevo mercado, que está ubicado entre el séptimo y octavo anillo de la avenida Alemania, ayer se observó a varios obreros trabajando en la parte externa e interna de la infraestructura, que está asentada en una superficie  de 22.789 metros cuadrados.  

Un grupo coloca ladrillos en las aceras del área de parqueo, otros van de un lado a otro con tubos de PVC y herramientas, otros se encargan de colocar el piso de la parte interna. La fachada ya está lista, y en las paredes se pueden apreciar varios murales alusivos a la flora, fauna y actividades deportivas. 

Lo que falta es la división de los puestos de venta en el interior del mercado.

En cuanto a las vías de acceso, estas ya se encuentran señalizadas. Hay letreros que indican las zonas de ingreso, de carga y descarga de mercaderías, etc.

También hay maquinaria operando a dos cuadras del mercado, más concretamente en la avenida Claracuta, que será una de las cinco vías de acceso. 

La Alcaldía tiene previsto asfaltar esa vía y así facilitar la llegada de los compradores al nuevo centro de abastecimiento.

Preparativos y observaciones
Según el concejal Jesús Cahuana, al menos 2.400 comerciantes serán trasladados a esta nueva infraestructura. Todos ocuparán puestos fijos (la concesión de puestos será por 10 años), pero también se habilitarán espacios para los ambulantes y los feriantes, que actualmente se asientan en los alrededores del actual mercado Los Pozos y que fueron registrados durante las mesas de trabajo.

Mientras la comuna cruceña organiza el operativo para concretar el traslado de los comerciantes informales, hay dirigentes que se resisten a irse y que observan la forma en que las autoridades municipales están aplicando la política de ordenamiento de los mercados.

Rodolfo Ochoa, dirigente de los comerciantes del actual mercado Los Pozos, considera que aún no están dadas las condiciones para que el nuevo centro abra sus puertas. Es más, indica que falta mejorar las vías de ingreso al nuevo mercado, pues de no hacerlo, los buses del transporte público tendrán dificultades para llegar al lugar.

Otra de las argumentaciones que cita Ochoa es que la Alcaldía incumplió con el compromiso de hacer un registro de cada comerciante a través de un sistema biométrico.

Comentó que este trabajo debía hacerse en las instalaciones de la Biblioteca Municipal el lunes y martes; sin embargo, el encargado de dicha repartición informó de que el trabajo se suspendió porque el sistema informático no funcionó.
Indicó que muchos gremiales, con la documentación lista, llegaron hasta la Biblioteca Municipal y el nuevo mercado; sin embargo, no pudieron registrarse para acceder a los puestos, por lo que ahora están preocupados porque aún no hay la fecha para reanudar esa actividad.

Una de estas comerciantes es Elizabeth Cardona, quien en los dos últimos días ha estado yendo a la Biblioteca y al nuevo mercado en procura de dejar su declaración jurada en la que certifica que no es dueña de ningún puesto de venta en los mercados.  “Soy vendedora ambulante, vendo ensaladas y jugos en la zona de Los Pozos y hasta ahora no puedo dejar mis documentos”, dijo en tono preocupado la mujer que ayer estaba en las puertas de la Biblioteca Municipal.

En similar situación está Teresa Quiroz, quien aseguró que en principio no estaba de acuerdo con el traslado por las observaciones que hacía la dirigencia, pero que ahora quiere acceder a un puesto de venta en el moderno mercado, para vender sus productos en mejores condiciones.

Sondeo

Teófila Rodríguez
Vendedora de ropa

“Estamos de acuerdo con el traslado porque trabajaremos en una mejor condición, pero rechazamos la forma de la planificación. Primero nos dijeron que en consenso se iba a definir la fecha del traslado, pero nos enteramos de que será este 26 de marzo; además hemos visto que han registrado a gente de los barrios y no así a los verdaderos comerciantes”.

Modesta Quispe
Vendedora de zapatos

“No estoy de acuerdo con el traslado de los comerciantes al nuevo mercado, porque creo que allá no tendremos mejores ventas que aquí, que es zona céntrica. Allá no llegan muchos micros, además costará que los clientes vayan hasta ese mercado a comprar porque eso significa que tendrán que gastar más en pasajes. Yo no me iré, porque no tendré cómo sustentar a mi familia”.

Agustín Morales
Ambulante

“No tengo puesto fijo aquí en Los Pozos, soy vendedor ambulante desde hace más de 10 años y ahora que tengo esa posibilidad de tener un puesto estoy de acuerdo con el traslado. Presenté todos los papeles que piden para el registro, pero me dijeron que los ambulantes seguiremos vendiendo en esas condiciones; aún así quiero irme porque no pagaré nada”.