Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales afirmó que es deseable, pero no definitivo el intercambio de embajadores entre Bolivia y los Estados Unidos (EEUU), tras conocerse que en 2008 existía un plan de emergencia inmediata en caso de un golpe de Estado o la muerte del mandatario.

"Es deseable, pero no definido tener embajador de los Estados Unidos. No hay mentira que se oculte para toda la vida. Ahora nos estamos enterando que hacía el embajador de los Estados Unidos en 2008", dijo la máxima autoridad en Palacio de Gobierno.

Conoce más: EEUU tenía Plan B en caso de magnicidio de Evo

Además volvió a arremeter contra el Gobierno del presidente Barack Obama, a quien acusó de responder a transnacionales y pretender eliminar a las organizaciones sociales. Instó a revisar las declraciones del gobernante en la Asamblea General de la ONU. 

"Para el presidente Obama los movimientos sociales son los enemigos, son los terroristas, claro, pero ellos son los servidores de las transnacionales. Quieren derrotar a los movimientos sociales para que las transnacionales no tengan quien los detenga", exclamó la autoridad.

Lee también: Oposición ve que denuncias son ‘afanes distractivos’

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, denunció el pasado sábado que la estrategia de EEUU oscilaba entre impulsar un golpe de Estado o el asesinato del jefe de Estado, en 2008, cuando existió un movimiento separatista en el país, según el Gobierno. 

La Paz y Washington suscribieron el siete de noviembre de 2011 un acuerdo marco que sentaba las bases del nuevo relacionamiento bilateral, marcado desde 2008 por una compleja situación a raíz de la mutua expulsión de embajadores.