Escucha esta nota aquí

La Defensoría del Pueblo alertó de la intención de dejar en la impunidad una serie de denuncias de violencia sexual hacia niñas y adolescentes que fueron presentadas ante la Fiscalía de Pando en contra de Oscar Guerrero, director de una unidad educativa de Cobija.

Rolando Villena, defensor del pueblo, pidió la inmediata intervención de la Fiscalía General y de los ministerios de Educación y de Justicia para iniciar una investigación imparcial en la cual se proteja la seguridad e integridad de las denunciantes y sus familiares.

Según un comunicado de la Defensoría, esa institución manifiesta "su indignación por la gravedad de los hechos y porque durante la investigación se recopilaron abundantes pruebas e indicios, certificados y análisis psicológicos especializados que probarían los delitos".

La Fiscal de Materia, Patricia Ramos Zardán, desestimó la querella de manera absolutamente irresponsable, inconsistente y arbitraria, lo que según Villena "contraviene todas las normas que protegen a la niñez en situaciones como las descritas, incluyendo la Convención de los derechos de las niñas y niños y la propia Constitución".

“La resolución de la Fiscal Romero ha sido impugnada y remitida a la Fiscalía Departamental de Pando y, de consumarse esta determinación, estaríamos ante una de las pruebas más evidentes de que la violencia sexual contra la niñez y la adolescencia goza de un sistema oprobioso de protección, impunidad y complicidad", agrega la nota.