Escucha esta nota aquí

Lo que menos quiere Royal Pari FC es tener que ir a un tercer partido extra, en campo neutral, para definir el ascenso directo al fútbol de la Liga frente a Deportivo Kala. Para evitar alargar la definición del título de la Copa Simón Bolívar, el equipo cruceño apostará todas sus fichas al partido revancha en el Jesús Bermúdez ante el campeón orureño, que la semana pasada, en el duelo de ida, logró un valioso empate (1-1) jugando en Santa Cruz.

Los dirigidos por el mexicano David de la Torre son conscientes de la responsabilidad que tendrán sobre sus hombros, mañana, en un estadio siempre complicado para los equipos del llano. Con otro empate tendrán que ir irremediablemente al estadio Patria de Sucre para definir el ascenso, porque ambos equipos quedarán igualados en puntos (2). “Queremos evitar Sucre”, manifestó el coordinador de Royal Pari FC, Lázaro Ferreira, confiando en una victoria.

El equipo cruceño no pudo sacar ventaja en la ida, a pesar de su localía. Kala jugó mejor el primer tiempo, pero careció de efectividad. De la Torre está en la tarea del armado del equipo, afrontando el desafío más importante desde que asumió el mando de Royal Pari FC. 

Los jugadores tienen previsto cerrar prácticas esta mañana en su cancha del Urubó, para compartir luego al mediodía un almuerzo junto al cuerpo técnico y dirigentes del club. Por la tarde, el plantel tendrá descanso absoluto y mañana (10:00) la delegación partirá a Oruro desde el aeropuerto El Trompillo. El retorno a Viru Viru será inmediatamente después del encuentro, cualquiera sea el resultado.

También puedes leer: Tavares, la propuesta en ataque de Kala

Reaparece Ríos

La principal novedad en el equipo cruceño será el retorno a la titularidad del delantero Darwin Ríos, después de haber cumplido una sanción por su expulsión en la fase de semifinales.

La presencia en la zona del ataque del ex jugador de Guabirá y Blooming será determinante, por la fuerza, experiencia y el olfato goleador que caracteriza al okinawense.

Hace una semana, en el partido de ida disputado frente a los orureños, su ausencia se hizo sentir porque el argentino Martín Palavicini ni el brasileño Anderson Gonzaga estuvieron a la altura de las exigencias. 

Viajan en chárter

Para evitar cualquier desgaste físico que altere la concentración de los jugadores, el plantel viajará mañana a Oruro en un vuelo chárter. La delegación estará compuesta por 30 personas, 18 de ellas jugadores. Siete serán parte del cuerpo técnico y cinco dirigentes.

El sueño de llegar a la Liga del equipo cruceño se sustenta en la experiencia de algunos jugadores, como Mariano Brau, Anderson Gonzaga, Martín Palavicini y Darwin Ríos. Los más jóvenes aportan ganas e inyectan ánimo.

Royal Pari FC llegó a la final de la Copa Simón Bolívar tras haber ganado el grupo B en la primera fase, y en las semifinales eliminó al tarijeño Atlético Bermejo.