Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, presentó el viernes a siete personas, entre bolivianos y colombianos, que fueron capturadas en un laboratorio de cristalización de cocaína en la población de Santa Teresita, en el Territorio Indígena Parque Isiboro Sécure (Tipnis), en el operativo "Miguelito" que concluyó con la destrucción de esa factoría.

"El laboratorio desbaratado por las patrullas de Umopar tenía una capacidad de cristalización de 200 kilos de clorhidrato por semana, pero se afectó una ganancia de 400.000 dólares y un inversión ilegal de 150.000 dólares", precisó en conferencia de prensa en la Base de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar), en la población de Chimoré.

Explicó que el laboratorio tenía una gran dimensión, con tres áreas, nueve ambientes, anillos de seguridad, enseres e insumos para la producción con gente experimentada.

Informó que esa organización criminal estaba conformada por los colombianos, Luis Edgar Chary Pérez, Jhon Alejandro Guillen Orjuela, Yamit Ramírez Mondragón; el sudafricano Ezekiel Ojilibechukwaemeka; los bolivianos Brando Smith Rapu y Marcelo Ríos Ramírez; y el peruano Eber Quintin Bernardo Trujillo.

Romero no descartó que esos antisociales estén relacionados con el ataque criminal que sufrió meses atrás una patrulla de Umopar, en la que murieron el capitán Luis Fernando Remmontt y el teniente Diego Coarite Catacora

En el operativo se confiscó un arma de fuego calibre 16, al menos 500 litros de ácido, y 1.800 kilos de sustancias sólidas, entre otros.

Además, sellos con figuras de un toro, una copa, una estrella, la letra "L" y logotipos para marcar la cocaína de alta pureza.

Según Umopar, en un patrullaje de interdicción al narcotráfico en la comunidad Santa Teresita detectaron la presencia de dos deslizadores que se desplazaban a gran velocidad.

Los ocupantes de los deslizadores se percataron de la presencia policial y abrieron fuego, pero fueron reducidos y aprehendidos por los agentes antinarcóticos.