Escucha esta nota aquí

La carne de cordero comenzó a ganar mercado en Santa Cruz luego del giro que le imprimió la Asociación Cruceña de Productores de Razas Ovinas y Caprinas (Acproc), creada hace más de un año. Para el efecto tomó como base la calidad del producto y el hecho de que en muchos países tiene un alto prestigio por sus propiedades nutritivas.

El primer paso que dio la asociación para promocionar la carne ovina fue en abril del año pasado, con la comercialización de 800 kilogramos (kg) que colocó principalmente en los supermercados. A partir de entonces, de manera periódica, fue sosteniendo este faeneo; y empezó 2019 con pie derecho, con un volumen de 2.000 kg.

“Contamos con el permiso y autorización del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria ( Senasag). Acproc firmó un convenio con el frigorífico Indufrisa SRL, que garantiza el procedimiento legal y la sanidad del producto”, explicó el presidente de la Acproc, Walter Ruiz.

Indicó que, mediante Indufrisa, la asociación está distribuyendo la carne con cortes especiales y en embutidos en los supermercados.

“En este 2019 proyectamos llevar la carne ovina a los mercados de barrios o también directo a los domicilios si así lo requieren los clientes”, agregó.

Propósito

Ruiz relató que el objetivo de organizar este gremio productivo se sustenta en el propósito de buscar el fortalecimiento de la cría de las razas de ovinos y caprinos, a las que considera como “ unas de las actividades con mayores perspectivas de desarrollo en el sector agropecuario en Bolivia”.

Integrada por un total de 22 socios (20 son productores de ovinos y dos de caprinos y, con una población de 50.000, el directorio de la Acproc lanzó una invitación a todos los que crían este tipo de ganado, para unirse mediante la asociación y fortalecer la producción.

Dos razas

Walter Ruiz refirió que en el departamento los productores recientemente asociados trabajan con dos razas, una es la dorper, de lana, y la otra es la Santa Inés, de pelo, y que se hacen cruzamientos entre las dos para mejorar la producción.

Dorper

Esta raza es originaria de Sudáfrica, resultante del cruzamiento de dorset horn y black head

Fue desarrollada para soportar los ambientes más severos, de climas extremos en las condiciones áridas de Sudáfrica. Es una raza de carne, con una mezcla de pelo y lana.

Santa Inés

La crianza en Santa Cruz de las ovejas de pelo de la raza Santa Inés, que comenzó como un proyecto de desarrollo experimental en 1984 del Centro de Investigación Agrícola Tropical (CIAT), se ha convertido, explicó Walter Ruiz, en una alternativa rentable.

El CIAT adquirió en Brasil el primer plantel de ovinos de pelo, consistente en 45 ovejas hembras y dos machos. Efectuó la prueba de adaptación al suelo cruceño en la Estación Experimental Agrícola de Saavedra. Luego la fue difundiendo en diferentes comunidades, con excelentes resultados, al punto que su crianza se ha proliferado en todo el departamento.

Las zonas de producción de ovinos están en el municipio de Pailón, Cotoca, San Javier, carretera a Camiri, Zanja Honda, Cabezas, Warnes, Montero, Portachuelo y también en Trinidad (Beni).