Escucha esta nota aquí

El ciudadano peruano Martín Belaunde Lossio reaccionó tranquilo ante la determinación de la Corte Suprema de su país, que en la víspera rechazó la solicitud de extradición planteada por el Gobierno que lo procesa por supuesta corrupción. 

"La verdad se va abriendo paso y los caminos a la extradición se van disipando. La justicia hablará en mi nombre y aquellos que me vilipendiaron tendrán que hacer cargos duros de conciencia", escribió en las últimas horas el empresario en su perfil de Facebook. 

Mientras, José Urquizo, abogado de Belaunde, dijo que al no existir una acusación legal y una petición formal de las autoridades judiciales corresponde que su cliente sea liberado de las medidas restrictivas que tiene en Bolivia.

El extranjero ingresó al país por el punto fronterizo de Desaguadero el pasado primero de diciembre, se trasladó a Santa Cruz y volvió a La Paz para declarar sobre su solicitud de refugio, misma que fue negada por la Comisión Nacional del Refugiado (Conare). 

Otro de sus abogados, Jorge Valda, explicó a EL DEBER que se tiene plazo hasta el 13 de febrero para presentar la apelación a la negativa de refugio y que entre los argumentos estará el contacto que tuvieron los presidentes Evo Morales y Ollanta Humala, que hablaron sobre su expulsión.