Escucha esta nota aquí

¿Cuál es el consejo para los padres ante tanto contenido sin filtro en YouTube y otras redes?
Estamos en una época en la que todos debemos reeducarnos. Lo actual es algo que desborda el control de los padres. Antes para alejar a los niños de contenidos para adultos, bastaba con restringir ciertas revistas o ciertos canales de televisión, pero con el internet la situación es distinta, por eso se habla de un proceso de reeducación de las familias. A los hijos se les debe garantizar el acceso a una educación sexual, trabajar en base a valores y enseñarles que tener un celular es una señal de confianza. El padre también debe darse el tiempo para sentarse y mirar lo que miran sus hijos, interpretar los mensajes y evaluar si son provechosos para su desarrollo. Pero ante todo, si lo que se quiere es advertirle de los peligros de las redes sociales y de interactuar con extraños se les debe proveer de educación sexual.

Usted dice que los padres también deben recibir educación sexual, ¿Qué significa?
Para que un niño pueda comunicarse con su padre y preguntarle sobre cualquier duda que tenga, debe haber las condiciones para que reciba una respuesta empática. A veces en lugar de ser escuchados reciben una respuesta violenta que no necesariamente los aleja de los sitios peligrosos, pero sí de sus progenitores. Si el padre siente que no puede lograr este tipo de vínculo debe asistir a una escuelas de padres, consejería o un sicólogo con experiencia. Ante la palabra “sexo” la clave es calmarse, tomar aire y sentarse a conversar. Si se trata de algún video en específico hay que verlo a solas, analizarlo y dar una explicación acorde a su edad.