Escucha esta nota aquí

Varios artistas gráficos de Bolivia realizaron ilustraciones que hacen referencia al ataque que sufrió el semanario satírico francés Charlie Hebo, que dejó 12 muertos la semana pasada en París.

Además expresaron, a este y otros medios, su indignación por el atentado sufrido hacia sus colegas y muchos de ellos cuestionaron
que la falta de respeto no es parte de la libertad de expresión.

Todos tenemos derecho de reír

Para el historietista Joaquín Cuevas del atentado hay análisis ambiguos. "Al principio sentí mucha tristeza y rabia, al saber que murió gente inocente por hacer lo que nos gusta hacer... dibujar".

Luego, analizándo mejor la situación, concluyó que existe una diferencia entre denunciar un hecho abalado por la libertad de expresión y utilizar el oficio para insultar.

"Como dibujantes no debemos aportar a los prejuicios. A pesar de que tenemos el derecho de reírnos de lo que nos dé la gana y de expresar lo que pensamos sin tener miedo a que nos maten", aseveró el artista.

El respeto es fundamental

Para el ilustrador Román Nina Nina el ataque en Francia no es justificado "bajo ningún punto de vista", sin embargo opina que hubo una falta de respeto de ambas partes a las creencias del prójimo.

"Como artista me siento muy identificado y ofendido por la masacre. Apoyo la libertad de expresión, siempre y cuando esta libertad no vulnere los derechos de los demás", dijo el artista a EL DEBER.

Nina agregó que la ofensa no es la mejor manera de intentar que los demás cambien, pues la libertad de expresión no da el derecho de ofender a los demás.

Diferenciar humor de chistes vulgares
?

El editorialista gráfico Mencho (Javier Menchaca) explicó que para entender al semanario satírico hay que conocer la historia de los caricaturistas, pues ellos fueron los que denunciaban las injusticias sociales.

"Mediante las caricaturas el pueblo, mayormente analfabeto, se enteraba de los excesos e injusticias que había en aquella época. Sin embargo yo creo que todo tiene un límite", indicó el artista a este medio.

Según Mencho se debe diferenciar lo que es humor y lo que es un chiste vulgar. "No me gustan chistes homofóbicos o aquellos que faltan el respeto. En este caso, no hubo un límite, hubo un exceso, pero como ya expliqué, existe una razón para explicar su conducta".

Al Marco Tóxico le siguen llamando Charlie
?

El ilustrador Marco Tóxico (Marco Antonio Guzmán) publicó la nota "Me siguen llamando Charlie" en la plataforma digital La Pública dónde niega que sea un acto hipócrita lamentar lo ocurrido en la revista usando la frase #JeSuisCharlie debido a que se siente identificado.

El artista empieza aclarando que jamás tuvo un ejemplar del semanario satírico francés y su único vínculo con la revista fue haber conocido al dibujante Luz (Renald Luzier) durante su visita a La Paz, en 2013, en el Festival Viñetas con Altura.

Para Marco, es importante contextualizar los hechos. Se debe "condenar las atrocidades que el estado israelí comete contra los palestinos, o lo que viene haciendo, desde años, el criminal ejército estadounidense contra Irak, Afganistán y cuanto país con petróleo se le ponga delante. Eso está claro, por lo menos para mí".

Al-Azar: "La gente es cada vez más intolerante"

El ilustrador, pintor y caricaturista que trabaja en el periódico La Razón, Al-Azar (Alejandro Salazar), indicó a ese medio que lo sucedido con el semanario causa temor en quienes hacen caricaturas.

El artista hizo referencia a la crítica que recibió de sectores sociales orureños por crear una caricatura sobre el Carnaval de Oruro, después del colapso de una pasarela que causó la muerte de cinco personas y un centenar de heridos.

"Esto me causa temor, y creo que a toda la gente que trabaja haciendo caricaturas; me hace pensar que si trato un tema en particular, puede que haya una respuesta violenta, como me sucedió el año pasado con una caricatura que hice sobre el Carnaval de Oruro, mediante la cual he dado mi opinión y a la gente no le gustó", aseveró.