Escucha esta nota aquí

El restablecimiento de las relaciones bilaterales entre Cuba y EEUU el 14 de agosto de este año fue un hecho que marcó un hito en la historia porque, de algún modo, pone fin a la Guerra Fría.

Ese día, por primera vez, un secretario de Estado americano pisaba suelo cubano desde 1945 y también se izó la bandera estadounidense, lo que no sucedía desde la revolución de 1961. La Guerra Fría fue un enfrentamiento político, económico y social que comenzó en 1947 entre EEUU y la disuelta Unión Soviética, y alcanzó a La Habana tras la revolución de Fidel Castro.

Además, ambas naciones empezaron a restablecer a sus embajadores y a normalizar la atención al público en los edificios diplomáticos. 

El papa Francisco jugó un rol clave en este acercamiento al escribirles cartas invitándoles a resolver cuestiones humanitarias de común interés.

Premio Patujú de bronce

EL DEBER reconoce a ambos países por normalizar sus relaciones bilaterales y contribuir a la paz mundial con el Premio Patujú de bronce.

El encargado de negocios de la Embajada de EEUU, Peter Brennan, recibirá la estatuilla en representación del país del norte. El embajador de Cuba en el país no podrá asistir a la ceremonia en el salón Pedro y Rosa de la sede de EL DEBER