La falta de dinero no es un impedimento para hacer música. Así lo demostró Weesay que creó una guitarra con una lata de gasolina, un palo y dos cuerdas.

El jóven que vive en la capital Monrovia (Liberia) hizo la canción para una marca de papas fritas sin imaginarse que el video iba a tener más de 116.000 visitas en menos de una semana de ser publicado.

La buena noticia es que una de estas personas que vio el video, se conmosionó tanto que decidió comprarle una guitarra de verdad.

"Alguien me llamó de América, me dijeron que a la gente les gustó mucho el video. Así que me están diciendo que debo darle un regalo de su parte", comenta el que grabó el producto audiovisual, Nicky Ramchandani.