Escucha esta nota aquí

El Gobierno peruano apuesta por una extradición rápida del ciudadano Martín Belaunde Lossio, que permanece desde diciembre pasado en Bolivia y que ahora debe ser extraditado, tras la decisión que tomó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) este lunes.

"El plazo para la extradición no lo podemos determinar, creo que debe ser rápida", afirmó el presidente, Ollanta Humala, en conferencia de prensa con medios de su país.

La autoridad resaltó la determinación de la justicia boliviana y atribuyó la decisión a un trabajo "callado" realizado por su Gobierno. Se espera lo que pueda suceder con un recurso de inconstitucionalidad para que se realice el trámite. 

"Trabajamos calladamente porque no queríamos entrar al manoseo político del caso; hemos trabajado de manera intensa y podemos mostrar esto como un éxito", manifestó el primer mandatario peruano. 

Belaunde, que fue asesor de Humala, ingresó en diciembre pasado a Bolivia por el punto fronterizo de Desaguadero y es acusado de los delitos de peculado, asociación ilícita para delinquir y lavado de activos en los casos "La Centralita" y "Antalsis".

Este no es un tema de Ejecutivo a Ejecutivo, porque aquí entra a tallar el Poder Judicial y Tribunal Constitucional de Bolivia”, sostuvo el mandatario peruano sobre el proceso que todavía se seguirá para que Belaunde enfrente a la justicia de su país. 

Finalmente, Humala negó que él o su esposa, la primera dama Nadine Heredia, tengan temor por el regreso de su exasesor y ratificó que su Gobierno "no se casa con nadie", sino que lucha contra la corrupción.