Escucha esta nota aquí

Dominique Strauss-Kahn afirmó este martes que no sabía que las mujeres que acudían a las orgías que le organizaban unos amigos cuando él dirigía el Fondo Monetario Internacional (FMI) eran prostitutas.

Strauss-Kahn, que empezó a declarar ante el Tribunal Correccional de Lille que lo juzga, junto a otras 13 personas, por proxenetismo, negó que en esas orgías se diera "una actividad desenfrenada", como se desprende del acta de acusación.

El principal elemento de acusación contra el exministro socialista francés son los testimonios de las prostitutas, que afirman que sí sabía que ellas estaban allí por dinero, y que no podía ignorarlo, entre otras cosas teniendo en cuenta las prácticas que se realizaban. 

Strauss-Kahn se declara inocente

El ex director gerente del FMI Dominique Strauss-Kahn se declaró inocente el martes en el juicio del "Carlton de Lille", donde comparece acusado de proxenetismo agravado, delito pasible de 10 años de cárcel y 1,5 millones de euros de multa.

"No cometí ni crimen ni delito", afirmó Strauss-Kahn, vestido con un traje azul marino en una carta leída por el tribunal.

Asimismo, el acusado desmintió toda "actividad desenfrenada" en la organización de fiestas con prostitutas.

La llegada de Strauss-Kahn al tribunal de Lille, norte de Francia, fue tumultuosa debido a que tres mujeres del movimiento Femen con los pechos desnudos se abalanzaron sobre su automóvil.

Las tres activistas, con el torso y la espalda pintadas con consignas contra la prostitución y el proxenetismo, sorprendieron a los policías que custodiaban el tribunal y una de ellas logró subirse al capó del coche de Strauss-Kahn.

Las tres militantes de Femen fueron rápida y enérgicamente detenidas por los policías que después de tirarlas al suelo las esposaron.
La protesta de Femmen contribuyó al espectáculo de este juicio fuera de serie, que desde el inicio tiene ribetes de comedia debido a la personalidad pintoresca de algunos de los acusados.

Strauss-Kahn, que renunció al FMI y a su carrera política en Francia debido a un escándalo sexual en Nueva York en el año 2011, comparte el banquillo de los acusados con 13 personas.

DSK, como se lo conoce en Francia, será confrontado en el juicio a ex prostitutas que participaban en orgías organizadas por amigos en Lille, París y Washington.

La ex estrella de la política francesa, durante mucho tiempo principal favorito para las elecciones presidenciales de 2012, tiene tres días para convencer a los jueces de que ignoraba que las mujeres que participaban en las orgías eran prostitutas contratadas para él por sus amigos.