Escucha esta nota aquí

Los hábitos de vida saludable requieren constancia y determinación y tienen que ver con un compromiso de amor propio.  Para Ellas nos acerca los secretos de Ingrid Rivero para tener un estilo de vida saludable.

Muchas veces me han preguntado cuál es la receta para mantener un ritmo de vida enérgico y saludable. Parecen esperar un secreto revelador, una pócima mágica que ¡zas! nos vuelva saludables. Pero el secreto es sencillo  ¡es el saber amar la vida! El amor por la vida nos lleva a encontrarnos con nosotros mismos, escuchar nuestro corazón y nuestro cuerpo. Consiste en amar a Dios y a la familia. Amar  tanto que se vuelva fácil perdonar y olvidar.

Empieza por el amor propio

Mantener una linda figura no se limita a dietas y gimnasios. Requiere un equilibrio emocional y un cambio integral que transforme la manera de entender la vida. Es una armonía que requiere un conjunto de comportamientos y actitudes, pequeñas decisiones que nos ayudan a tener una mejor versión de nosotros cada día. Ustedes dirán, suena todo tan fácil, pero ¿será así? Pues, sí, porque depende de la actitud que tengamos cada amanecer.  

Cada amanecer es un reto nuevo; levantarte y regalar una sonrisa al cielo, extender los brazos a las oportunidades que me ofrece cada nuevo día, ser una mejor ciudadana, una mejor vecina, una mejor madre, una mejor hija, por lo tanto una mejor mujer; es lo que nos inspira a salir de casa e irradiar luz, contagiar energía es lo que pone en forma mi ser. 

Soy una mujer que juega con los colores,  sabores de las frutas y las verduras.  Soy una mujer que se atreve a salir de la rutina y arma su propio plan de entrenamiento. Una mujer, que busca cada día tener un estilo de vida saludable y eso me lleva compartir mis pequeños secretos. 

Al despertar un shot de jengibre, un jugo verde al mejor estilo hulk, frutas de la estación, a media mañana sirve un puñado de frutos secos  o panqueques de avena y por qué no una buena ensalada de vegetales con pescado a mediodía y toda la intensidad en una sesión de gimnasio o de cualquier otra actividad física que te permita sentirte activa. 

Cuando acordés, descubrirás el resultado de los nuevos hábitos: más energía para atender tus obligaciones, mayor claridad mental para la toma de decisiones en la vida profesional y familiar, un mejor aspecto de piel; y un organismo más fortalecido. ¡Y la lista de beneficios sigue! Cada día recuerdo que soy quien tiene el poder y control sobre mi vida. Solo yo defino cómo afrontar la vida, qué alimentos debo consumir, qué hábitos debo tener, cómo debo lucir mi mejor vestido. Cada día, Dios nos regala una oportunidad magnífica de escribir nuestra mejor versión.

Corazón Contento

Vital la alimentación
La nutricionista Naty Ramos nos aconseja una nutrición adecuada para mantener un equilibrio en nuestra vida. Los beneficios que recibimos con una alimentación apropiada redundan en la energía para nuestro día  y en una mayor capacidad de concentración, aleja los sentimientos de depresión y nos ayuda a mejorar el sentido del humor. 
Lo que se gana
Deja la comida chatarra y ponele color a tu mesa. Las verduras aportan vitaminas y anima la alimentación con sus variados colores.

Cinco comidas al día
Saciá tu sed con agua y jugos naturales y sustituí la soda y los refrescos. Disfrutá cinco comidas al día evitando comer por impulso. 

Cuerpo sano

Cómo lograrlo
La práctica cotidiana de ejercicio físico nos permite tener un cuerpo sano y saludable. Ariel Raguzzi (entrenador físico) sugiere que se practique una actividad deportiva que despierte tu motivación y te permita progresar:

Los beneficios, son muchos
Fortalece tu autoestima y combate el estrés. Esto aporta al bienestar mental, mejora la memoria y nos convierte en personas más optimistas.

Más cosas positivas
Mejora la forma física y controla el peso, regula la presión arterial y aumenta la energía y contribuye al buen dormir. Así también permite un mejor control personal y disminuye el grado de agresividad.