Escucha esta nota aquí

La Corte Nacional de Justicia de Ecuador sentenció ayer al vicepresidente sin funciones, Jorge Glas, a seis años de prisión por el delito de asociación ilícita en la trama de corrupción por los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

Para el Tribunal, el testimonio del delator de Odebrecht José Conceicao Santos demuestra que los actos ejecutados por Glas son “principales” para el delito de asociación ilícita en cinco proyectos estratégicos y que esos hechos fueron demostrados por “otros medios de prueba”.
Los jueces dictaron sentencia en el que es el primer proceso en Ecuador por la trama de la firma brasileña, y en el que han sido acusados el vicepresidente ecuatoriano, su tío Ricardo Rivera, y otras siete personas.

La pena máxima de seis años ha sido impuesta además al tío del vicepresidente y a otros tres imputados, mientras otros acusados obtuvieron condenas menores y uno de ellos, Diego Cabrera, fue absuelto.

El tribunal concedió además al fiscal Carlos Baca Mancheno su exigencia de una compensación global al Estado por más de 33 millones de dólares, de los que 14 millones corresponderían al vicepresidente y su tío.

Apelación
Eduardo Franco Loor, abogado defensor del vicepresidente, anunció que apelará cuanto antes la condena contra su cliente, emitida en primera instancia por la Sala Penal de la Corte y aseguró que este no dimitirá.

La sentencia es “inicua” y “bárbara”, reaccionó el abogado de Glas al salir de la sala de audiencias, donde el juez Édgar Flores Mier leyó la sentencia durante 41 minutos y condenó al vicepresidente a seis años de prisión por un delito de asociación ilícita.

Franco criticó además al tribunal por haber aplicado una normativa anterior que perjudicó a Glas, pese a que la Constitución, según dijo, permite la aplicación de una norma más benigna.

El abogado recordó que el antiguo código penal, que fue el que usó el tribunal, establecía una pena máxima para el delito de asociación ilícita, por el que estaba investigado Glas, de hasta cinco años de prisión. No obstante, dijo que el nuevo Código Orgánico Integral Penal establece una pena de solo cinco años y que incluso esta normativa permite que el reo pueda obtener la libertad cuando la condena no sea mayor a cinco años de reclusión menor.

“Vamos a esperar que sea notificada" oficialmente la sentencia y se apelará el fallo, dijo Franco en una rueda de prensa.

A favor y en contra

La sentencia fue dictada por la Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia, mientras fuera de la corte cientos de seguidores y detractores del vicepresidente se agolpaban a gritos ante la sede judicial, los unos pidiendo su inocencia y los otros su culpabilidad. “¡Sí se pudo, sí se pudo!”, gritaron una y otra vez los detractores tras escuchar que había sido condenado.

Antes de dictar sentencia, en la lectura de la relación de hechos delictivos vinculados a la concesión de cinco proyectos estratégicos a la empresa brasileña, el tribunal dio por “confirmado” y “ratificado” el testimonio del delator de la firma Odebrecht.

El expresidente Rafael Correa manifestó a CNN desde Panamá, donde actualmente de encuentra,  que “Ecuador tiene un preso político, se llama Jorge Glas", juzgado cuando “no hay ninguna prueba en su contra”.
Sostuvo que “todo esto es una jugada política para apoderarse de la vicepresidencia”.

Para la fiscalía es hito contra la corrupción
La Fiscalía General de Ecuador  manifestó ayer su satisfacción por la condena a seis años de cárcel al vicepresidente del país, Jorge Glass, en el proceso por los sobornos de la empresa constructora brasileña Odebrecht y lo consideró un hito contra la corrupción.

En declaraciones después de conocer la sentencia, el fiscal general, Carlos Baca, destacó que había sido posible gracias al “trabajo en equipo” de la Fiscalía y que esta era una prueba de su “compromiso” en la lucha contra la corrupción que lleva adelante la justicia.

“Este es un compromiso con el Ecuador, con el país, con nuestro futuro, con nuestras familias, con nuestros hijos, a quienes queremos dejar un país mejor”, dijo el fiscal al calificar la sentencia de “histórica”.

Baca destacó también la invitación de la Corte Nacional de Justicia para que se abra causa en otros delitos relacionados con el mismo caso de corrupción, algunos de los cuales ya están abiertos y bajo investigación.

ACUSADOS EN LA REGIÓN

Brasil
El político más prominente es el expresidente Luia da Silva, que enfrenta al menos cinco causas judiciales.

Perú
El expresidente Ollanta Humala y su esposa cumplen prisión preventiva. El exmandatario Alejandro Toledo tiene orden de captura. 

Venezuela
A pesar de que el presidente Nicolás Maduro y el líder opositor Henrique Capriles han sido señalados, no hay procesos judiciales.

México y Panamá
Emilio Lozoya, ex director general de Pemex, es el único funcionario investigado en México. En Panamá han sido imputados dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli y tres exministros.

Tags