Escucha esta nota aquí

Fracasó el diálogo entre la alcaldesa de Santa Cruz, Desirée Bravo, y los dirigentes del transporte intermunicipal: la autoridad no aceptó el pedido de revocar la normativa que prohíbe que los minibuses ingresen hasta el primer anillo de la urbe cruceña. 

Los representantes de los transportistas salieron molestos de la reunión y anunciaron que, si en 24 horas no se modifica la decisión de las autoridades municipales cruceñas, "cercarán" la ciudad de Santa Cruz con un bloqueo masivo de las carreteras. 

"En caso de que no se nos escuche, no se abra una mesa de diálogo entonces las 15 provincias y los 56 municipios que prestamos esta clase de servicio nos tomaremos la obligación de tomar las carreteras", dijo Sergio Negrete, representante del Bloque Único de Asociaciones de Minibuses del departamento de Santa Cruz.

Desirée Bravo no cederá


"No van a ingresar minibuses del segundo anillo al primero, no vamos a permitir la entrada de minibuses. Lamentamos que vengan personas que no son de este municipio a que nosotros les solucionemos los problemas", aseguró la alcaldesa.

El acercamiento con la primer autoridad municipal había permitido que los chóferes retiraran la medida de presión esta tarde, que perjudicó el tránsito vehicular en zonas estratégicas de la urbe desde tempranas horas del jueves.

El pasado martes, la alcaldesa y 250 funcionarios fueron cercados por varias horas por los transportistas y recién pudieron salir a las 23:00 de las oficinas de Parques y Jardines gracias a la intervención pacífica de la Policía. Por este motivo cuatro dirigentes de los transportistas serán citados a declarar ante la Fiscalía.

¿Qué dice la normativa?

Los transportistas están en contra de dos normas, la primera es la ordenanza (008/93, artículo 1) que los excluye de la circulación porque define como el único vehículo autorizado para el transporte público de pasajeros en el área urbana "el microbús, con capacidad mínima para 20 pasajeros sentados".

Además, protestan por la resolución municipal (008/2014, en cumplimiento a la Ordenanza 008/93), que prohíbe "la circulación de minibuses con pasajeros por las calles y avenidas del municipio de Santa Cruz de la Sierra".