Samuel L. Jackson en su cuenta de Facebook retó a las celebridades que participaron en el Desafío del balde de agua fría (Ice Bucket Challenge) a participar en otro movimiento de lucha contra el racismo.

El actor recientemente publicó un video en su página personal de Facebook en el que le pide a las estrellas que se empaparon para crear conciencia por la esclerosis lateral amiotrófica que levanten sus voces por esta nueva causa.

“Todas ustedes celebridades que se arrojaron agua helada en la cabeza, las reto a hacer algo más. Las reto a cantar la canción No voy a parar hasta que la gente sea libre (We Ain’t Gonna Stop till People are Free)”, manifestó Jackson.

“No puedo escuchar llorar a mi vecino, no puedo respirar. Ahora estoy en la lucha y no puedo irme. Gritando por la violencia de la policía racista. No vamos a detenernos hasta que las personas sean libres. No vamos a detenernos hasta que las personas sean libres”, cantó el actor en el video.

Jackson utilizó su influencia como celebridad para atraer la atención por la muerte de Eric Garner, el joven afroamericano que sufría de asma, cuyas últimas palabras fueron “no puedo respirar”, después de que un oficial -blanco- de policía de Nueva York lo tomara con su brazo por el cuello y lo asfixiara.

Por su parte, atletas profesionales fueron a la corte y a campos deportivos vistiendo camisetas con el mensaje “no puedo respirar”, como protesta a la lucha contra el racismo de los policías estadounidenses.

A la muerte de Garner se une al de la exoneración del policía blanco al que se acusa de la muerte del joven negro Michael Brown en la localidad de Ferguson (EE.UU.), sucedida hace semanas.