Escucha esta nota aquí

Declaraciones realizadas por el presidente venezolano, Nicolás Maduro,
han generado malestar dentro del Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

En una presentación televisiva, el pasado sábado 25 de julio sobre la crisis griega, Maduro calificó al presidente español de “sicario del pueblo” y añadió que la ley de Seguridad Ciudadana es “una puñalada a la democracia que ha dado Rajoy a nombre de Franco con la ley mordaza”.

Esas afirmaciones han ocasionado que el el gobierno español convoque al embajador de Caracas en Madrid, Mario Isea, para trasladarle su “rechazo y malestar por los inaceptables insultos” contra el presidente español, Mariano Rajoy. 

La Oficina de Información Diplomática ha difundido una nota en la que lamenta además que Maduro “recurra reiteradamente a afirmaciones irrespetuosas que en nada ayudan a mejorar la relación”, haciendo alusión a veces anteriores en las que el presidente venezolano se expresó en contra del gobierno de España.

Acusación contra Capriles
?

Este lunes, Nicolás Maduro acusó al líder opositor y gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles, de articular bandas de paramilitares con narcotraficantes y maleantes para "crear el caos" en el país.

Maduro reveló, en un acto transmitido por televisión, que la llamada Operación Liberación y Protección del Pueblo (OLP) contra la delincuencia, en marcha desde inicios de mes en Caracas y otras zonas céntricas, logró este lunes la captura de 20 extranjeros y adelantó que "no los vamos a deportar".

Miranda "es el estado donde se han hecho más operativos OLP y ¿saben por qué? Porque el gobernador de este estado (Henrique Capriles), tengo las pruebas, es el articulador de las bandas criminales para atacar y afectar al pueblo y tratar de crear el caos", insistió.