Escucha esta nota aquí

El Gobierno mexicano dijo que espera dilucidar mediante necropsias la causa de las muertes de nueve personas sucedidas ayer martes en medio de la toma de la Alcaldía de Apatzingán, en el estado de Michoacán, y un supuesto enfrentamiento a tiros con agentes federales ante una versión periodística que afirma que en el choque hubo ejecuciones extrajudiciales.

"El día de hoy tenemos que terminar las necropsias que nos van a dejar sin lugar a dudas qué fue lo que pasó", afirmó el comisionado federal para la seguridad y desarrollo de Michoacán, Alfredo Castillo, este miércoles en entrevista con MVS Radio.

"Lo que sí puedo adelantar es que de las personas fallecidas dieron positivo en la prueba de rodizonato de sodio, que es una prueba que significa que dispararon sus armas de fuego", agregó el comisionado.

Las nueve personas murieron en el marco de un operativo realizado en la madrugada de este martes por fuerzas federales para liberar de una toma de la Alcaldía de Apatzingán.

Toma de Alcaldía y muerte

Castillo asegura que en el desalojo de la Alcaldía se dio un enfrentamiento entre las fuerzas federales y los hombres armados que realizaban la toma, en donde murió un hombre y dos policías federales resultaron heridos.

Durante esta acción la Policía informó que los agentes federales lograron el decomiso de 14 armas largas, cinco armas cortas, una granada y 23 vehículos, en su mayoría con reporte de robo.

En el traslado del material decomisado a la ciudad de Morelia, capital de Michoacán, "un grupo armado pretendió enfrentar al Ejército y despojarlo de los vehículos, y se dio un enfrentamiento en el que ocho personas fallecieron y dos resultaron lesionadas", según el funcionario.

El diario Reforma publicó este miércoles el testimonio de un testigo del acontecimiento, quien afirma que por lo menos tres de las víctimas fueron ejecutadas por agentes federales cuando se habían rendido.

"Uno de los ocupantes bajó y se puso de rodillas con las manos en la nuca; dijo que no tenían armas y suplicó a los federales que no dispararan, pero cayó muerto de tres balazos que hasta retumbó cuando se escucharon", indicó el informante.

Reforma también asegura que en el hecho murieron 11 y no nueve personas, basándose en un recuento que hizo con fotografías que muestran en la escena cómo quedaron los fallecidos.

"Lo que vi no se le puede llamar enfrentamiento porque los civiles no estaban armados; si acaso. Tenían un bate o palos; una persona se bajó de una camioneta y suplicó a los azules (federales) que no dispararan, que no tenían armas. Los civiles nunca dispararon, por eso no es un enfrentamiento", anotó.

El grupo armado de Los Viagras se había atribuido las tomas intermitentes que se habían realizado desde el pasado 22 de diciembre a la Alcaldía de Apatzingán.

La organización es un exgrupo armado de los cárteles de drogas. Los caballeros Templarios y la Familia Michoacana al que recientemente se relacionó con algunos líderes de las desmovilizadas autodefensas, creadas por ciudadanos hace un año en ese estado para combatir a los criminales.