Escucha esta nota aquí

La comuna cruceña sigue el cronograma del cambio de tipo de transporte público urbano, del actual, que es de 22 pasajeros, hacia el Bus de Tránsito Rápido (BRT, por sus siglas en inglés), transformación que se iniciará en el primer anillo y en el eje central norte-sur, es decir, desde Playland Park hasta la refinería de Palmasola. Los trabajos de rediseño de las calzadas, aceras, camellones, ciclovías y paradas o miniestaciones se iniciarán en enero y deben estar concluidos en diciembre de 2019. Previamente se está analizando la reducción de circulación de líneas de micros hacia la zona, pues actualmente son 115.

Dentro de las actividades preparatorias, la Alcaldía ha solicitado la colaboración de la Agencia Internacional de Cooperación Japonesa (JICA) y de la Agencia Brasileña de Cooperación para capacitar a los técnicos para el cambio de la movilidad urbana.

Sin embargo, entre los sectores interesados en el tema, como la línea 17 y 18, que da la vuelta por el primer anillo, donde su presidente, Nahín Hurtado, dijo que se hallan expectantes, pues esperan llegar a acuerdos con la municipalidad para saber cómo será su participación, si habrá licitación del servicio; qué tipo y capacidad de micros son requeridos y cuál el tiempo de explotación de la ruta para recuperar el capital invertido.

El experto en temas de vialidad, Javier Mendívil, es de la idea de que el sistema de transporte público sea visto como un todo, el cual puede ser implementado por etapas; pero no comparte la idea de que se den concesiones por línea o por sectores, porque seguirá siendo un caos.

El plan

El secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, indicó que harán una racionalización de micros que deben pasar por los 16 kilómetros de canales de transporte que hay dentro del casco viejo, para ello se están llevando adelante mesas técnicas con los transportistas. Dichas vías exclusivas serán reducidas a 7,5 km.

El perímetro del primer anillo es de 6,7 km por donde no habrá sobreposición de otras líneas de micros, pues la prioridad serán los BRT, por eso la calzada será reforzada para que aguante el paso de estos buses con pesos entre 20 y 25 toneladas.

Asimismo, se recuperará la faja de estacionamiento que hay en el lado derecho de cada sentido, para recorrer a dos los carriles para la circulación de los vehículos particulares, dejando así solo el carril izquierdo, al lado del camellón, solo para los buses.

Ribera reveló que serán tres clases de buses para esta transformación. El primer tipo será similar a los actuales Chuturubí y Tiluchi, del primero y segundo anillo, con capacidad para 60 pasajeros, los cuales operarán por las rutas troncales, es decir, saldrán del centro hacia las radiales.

El segundo modelo será de buses de 12 metros con capacidad para 80 pasajeros, los que circularán por los anillos al igual que los BRT, que podrán llevar hasta 120 pasajeros y son el tercer tipo.

En cuanto a las paradas o miniestaciones habrá 28 en el primer anillo, 14 en cada sentido de circulación, con distancias entre 400 y 500 metros.

“Las paradas serán construidas a lo largo de las calzadas para facilitar los abordajes y los descensos de los BRT; además contarán con salas donde se debe esperar al micro y para el prepago del pasaje, pues ya no se entregará el dinero personalmente al chofer”, anotó Ribera.

“En octubre será finalizado el proyecto, con presupuesto, para entregarlo al Gobierno y de ahí buscar financiamiento externo. Sabemos que establecer vías para BRT es más barato, pues cuesta entre $us 1 y 2 millones por kilómetro, frente a los $us 15 y 20 millones por kilómetro para un tren urbano”, agregó Ribera.

Sugerencias

Mendívil, luego de recorrer el primer anillo, sugiere que se debe sacar de circulación la competencia de otros micros y de los trufi; además se debe colocar los semáforos para el paso de los usuarios hacia el centro de la vía donde se abordará los BRT.

“Los ejecutores del proyecto deben dejar de anteponer el beneficio sectorial y político sobre la necesidad del pueblo, que es el que lo usa; se debe ver al transporte público como un sistema, no como un tramo para una línea”, anotó Mendívil.

Aldo Terrazas, del sindicato de Micros Santa Cruz, adelantó que el martes presentarán su propia propuesta de cambio del transporte, pues el que está haciendo la comuna los confunde e intenta sacarlos de circulación.

Datos de micros en el centro

Los abusos que cometen para resguardar espacios de parqueos

Usuarios
Para los sindicatos de micros está en riesgo su fuente de trabajo, pues por día transportan 500.000 usuarios al centro y similar cifra de estudiantes, incluidos los universitarios.

Vuelteros
Las líneas 17 y 18 que sirven al primer anillo tienen 54 micros, además hay 200 trufis.

Avenida Irala
El sector sur del primer anillo es más angosto, por ello se usará la calle Saavedra como parte de la circulación del BRT en dicha zona.

Prohibiciones
Un ingeniero vial sugiere suprimir los giros en ‘U’ y a la izquierda para no entorpecer la circulación del BRT.

Onda verde
Para evitar retrasos en el recorrido del BRT se propone sincronizar los semáforos, que también ayudarán en el paso de usuarios al camellón.