Escucha esta nota aquí

Sony Pictures claudicó este miércoles y no estrenará en Navidad The Interview, una parodia sobre el líder norcoreano Kim Jong-un, mientras crecen las sospechas de que Pyongyang ordenó el ciberataque de noviembre contra los estudios de Hollywood.

Medios estadounidenses informaron que las autoridades que investigan el caso tienen la certeza de que Pyongyang está detrás de la filtración masiva de información confidencial de la compañía de cine.
Esta línea de investigación "parece correcta", señaló a la AFP una fuente de Sony Pictures que pidió el anonimato.

El gobierno de Barack Obama "se está preparando para culpar a Corea del Norte", afirmó de su lado la cadena CNN. La acusación formal podría hacerse el mismo jueves.

Corea del Norte niega el ciberataque

El gobierno de Corea del Norte ha negado cualquier vinculación con el ciberataque, que según algunos expertos pudo haber sido ejecutado por empleados descontentos o por simpatizantes de Kim Jong-un, que se sintieron ofendidos por la película.

Sony cancela el estreno de la película

Entretanto, Sony anunció la cancelación del estreno de la película ("Una loca entrevista" en Latinoamérica), después de que las principales cadenas de cines rechazaran proyectarla, una decisión que puede costarle mucho dinero teniendo en cuenta que la Navidad es una de las épocas más importantes del año.

La compañía también reconoció "no tener planes para estrenar en el futuro" esta comedia.

De esta forma tuvieron efecto las amenazas del autodenominado grupo GOP o Guardianes de la Paz (Guardians of Peace), que el martes evocó los ataques del 11 de septiembre de 2001 en una ominosa advertencia a los aficionados que fueran a ver la película.

The Interview la película de la discordia 

La película de la discordia trata sobre un complot orquestado por la CIA para matar a Kim Jong-un, aprovechando que dos periodistas estadounidenses interpretados por James Franco y Seth Rogen logran un permiso para entrevistar al líder norcoreano.

"Recuerden (los ataques de) el 11 de septiembre de 2001", advirtieron los piratas informáticos. "Les recomendamos que se mantengan alejados de los cines. (Si su casa está cerca de uno de ellos, es mejor que no esté)".

"Respetamos y entendemos la decisión de nuestros socios y, evidentemente, compartimos totalmente su primordial interés de garantizar la seguridad de sus empleados y de los espectadores", explicó Sony en un comunicado.

Obama dijo que los estadounidenses no deben sentirse intimidados por las amenazas del GOP. "Mi recomendación es que la gente vaya al cine", declaró en una entrevista con el canal ABC. La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, había dicho previamente que "no hay información creíble para respaldar" esas amenazas.

El Consejo Nacional de Seguridad informó que el gobierno ofreció "apoyo y asistencia" a Sony para responder al ciberataque.