Escucha esta nota aquí

Representantes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) salieron a marchar por las calles de la ciudad de La Paz, en reclamo al Gobierno central para exigir una solución a sus demandas y una reunión con el presidente Evo Morales

Luego de casi 11 días de protesta, este lunes incrementaron sus medidas, se crucificaron y en la noche marcharon por las calles paceñas. La Policía gasificó a los dirigentes en pleno centro de la ciudad para dispersarlos e impedir su ingreso a plaza Murillo.

Por varios minutos los cívicos se enfrentaron con los efectivos policiales. Aún no hay informe oficial sobre el registro de heridos.

Los pobladores de la región potosina exigen al Gobierno Nacional el cumplimiento de varios compromisos como la instalación de una fábrica de cemento y otra de vidrio, la construcción de hospitales, un aeropuerto, y la preservación del Cerro Rico, donde se explota plata desde el siglo XVI.
,

n
,


Rechazo al diálogo

En dos ocasiones el Gobierno invitó a cívicos a dialogar, pero estos rechazaron la propuesta. La primera fue el día sábado, donde el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y el ministro de Gobierno, Carlos Romero, esperaron a los representantes de Comcipo en el Ministerio de Gobierno, pero ellos mandaron una carta rechazando el diálogo ya que esperaban que sea con el presidente Evo Morales.

La segunda invitación fue hecha por Morales para dialogar en Uyuni, donde, nuevamente, no fue aceptada, exigiendo que la reunión sea solo en la ciudad de La Paz.

Gobierno lamenta que no acudieran al diálogo

El ministro Romero acusó a los dirigentes cívicos de "boicotear" el diálogo propuesto para solucionar el conflicto iniciado hace más de una semana y que se expandió hasta La Paz.

"El pueblo potosino tiene que saber que el presidente ha querido recibir hoy en Uyuni al señor Jhonny Llally y no queremos que sigan mintiendo (...) Ratificamos que esta movilización es política e incluso pretendió afectar la llegada del papa", reclamó Romero.

La autoridad calificó de mentirosos y calumniadores a los líderes de ese Comité Cívico y negó por completo que exista persecución o amedrentamiento contra la población movilizada en La Paz y Potosí. y los instó a no provocar a la Policía.