Escucha esta nota aquí

Dos hermanas, de cuatro y dos años de edad, murieron tras el incendio del cuarto donde estaban en una precaria vivienda del barrio Norte de Warnes. Su hermano de un año, está internado en el Hospital de Niños Mario Ortiz en la sala de cuidados intensivos.

El trágico hecho fue confirmado por el comandante de la Policía de Warnes, Gilmar Valencia. De acuerdo con los reportes policiales, el siniestro comenzó alrededor de las 17:00.

Cuando las llamas empezaron a consumir el inmueble, en una de las habitaciones estaban los tres hermanos durmiendo, mientras su madre lavaba ropa al frente del lugar del siniestro.

El reporte policial da cuenta de que cuando los vecinos se dieron cuenta del humo que salía de la casa, corrieron para ver lo que pasaba. Los agentes poco después verificaron que las hermanas perdieron la vida al poco rato de iniciado el fuego y que se había logrado rescatar con vida al bebé de un año, que lucha por su vida en el nosocomio de la capital cruceña.

Según el informe médico, los niños fallecieron debido a la inhalación de humo. De igual forma todos presentaban algunas quemaduras en el cuerpo, pero la causa de las muertes fue la asfixia por inhalar la combustión de los objetos del cuarto.

Personal de Bomberos de la Policía acudió al lugar para levantar evidencias y realizar pericias, con el fin de determinar las causas del siniestro fatal.

Vivían casi tres meses

Tras una inspección de los investigadores, los agentes pudieron evidenciar que en el inmueble vivían hace casi tres meses los padres de los menores con sus tres hijos, pagando alquiler. Utilizaban una de las habitaciones de la vivienda, que está en venta.

Se conoció que hace algunos días, por la falta de pago por el consumo de agua, los proveedores cortaron el suministro, razón por la que la mamá de los niños buscó algún vecino que la colabore para poder lavar la ropa de su familia. Fue así que consiguió que le presten una pileta al frente de su casa, lugar desde el que vio cómo salía humo del cuarto donde había dejado a sus pequeños.

Al ver esto, con la ayuda de algunos vecinos, corrieron para apagar el fuego, pero ya encontraron a las niñas sin vida tiradas en el piso y al bebé, que aún respiraba, lo llevaron inmediatamente hasta el hospital.

Las causas del incendio

En base a las primeras pesquisas realizadas por los investigadores de Bomberos, los agentes presumen que en una de las habitaciones se registró un cortocircuito en el cableado eléctrico.

La instalación de los cables de energía eléctrica es precaria y ese, consideran, fue uno de los factores para que se produzca el siniestro.

Los padres pidieron la solidaridad de la población, para dar cristiana sepultura a sus hijos. Los cuerpos fueron trasladados a la morgue para que se realice la autopsia médico legal de los menores.