La Fiscalía mexicana halló al menos 11 cabezas y 10 cuerpos en seis fosas clandestinas en el municipio de Chilapa, del estado de Guerrero, según informaron expertos de la Fiscalía General del Estado este miércoles.

El Gobierno de México indicó que el personal de la Fiscalía se trasladó al lugar el día martes a las 08:30 para realizar su investigación, donde localizaron las seis fosas en un sitio llamado El Paraje, según informó la cadena de noticias CNN.

Las fosas clandestinas que se encontraban ubicadas en la localidad de Tepehuixco, municipio de Chilapa de Álvarez, se mantiene resguardadas por efectivos federales, policía estatal, peritos de la Fiscalía General y del ejército mexicano.

"Acompañados de peritos en materia criminalística y personal del Servicio Médico Forense, se encontraron en la primera fosa dos cuerpos; en la segunda, dos cadáveres más, atados de las manos y con huellas de tortura, y en una tercera fosa estaban los restos de una persona envueltos en una bolsa negra de plástico", explicó el Gobierno estatal.

Según el informe del Gobierno mexicano, en la cuarta fosa se hallaron 4 cadáveres, todos atados y con huellas de torturas; en una quinta fosa estaba un cuerpo atado de manos y pies, también con huellas de tortura, y en la sexta fosa se encontraron 4 bolsas negras de plástico con 11 cabezas.

Situación de violencia

Guerrero enfrenta una situación de violencia en la región centro y norte; en esta zona de la entidad, policías municipales de Iguala y Cocula coadyuvaron con el grupo criminal Guerrero Unidos en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa el pasado 26 de septiembre, según la Procuraduría General de la República (PGR).

El pasado 26 de noviembre fueron localizados en un paraje del municipio de Chilapa 11 cuerpos decapitados y semicalcinados.

El pasado 3 de diciembre el titular de la Secretaría de Gobernación presentó el Operativo Especial de Seguridad Tierra Caliente, que amplió la presencia de fuerzas federales en Guerrero, Michoacán, Morelos y el Estado de México.

Guerrero se mantiene como uno de los estados con más homicidios de este país debido a disputas entre grupos de narcotraficantes.