Escucha esta nota aquí

La policía detuvo a cuatro miembros de una banda que tenía en su poder más de un millón de bolivianos falsos impresos con una "altísima calidad", informó el ministro de Gobierno, Jorge Pérez.

El ministro presentó ante los medios de comunicación a los detenidos, todos nacionales, junto al millón de bolivianos falsos confiscados en la ciudad de El Alto, La Paz, que de ser reales equivaldrían a 143.000 dólares.

"Se trata del mejor trabajo de falsificación que se ha conocido hasta ahora", manifestó Pérez.

La banda cayó cuando la policía revisó un vehículo en el que se encontraron 140.000 bolivianos falsos y después allanó la vivienda de una persona en la que se halló el dinero falsificado y máquinas de impresión de alta tecnología que permitían copias, incluso, con las señas de seguridad habituales en la moneda local.

En los mismos operativos, la policía encontró otros miles de bolivianos verdaderos que supuestamente son fruto del "lavado" de las divisas en transacciones con la moneda falsificada.