Escucha esta nota aquí

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) declaró alerta naranja en el norte de La Paz, el trópico de Cochabamba, el sur de Beni y en Santa Cruz ante la amenaza de fuertes lluvias y tormentas eléctricas desde la madrugada de hoy hasta el lunes.

Nijolay Salazar, pronosticador del Senamhi, explicó que se prevén lluvias con una intensidad de entre 60 y 90 milímetros en los cuatro departamentos. Los aguaceros y tormentas afectarán en La Paz a las provincias Franz Tamayo, Larecaja, Caranavi, Nor y Sud Yungas e Inquisivi. En el trópico de Cochabamba existe la probabilidad de que las lluvias alcancen los 100 milímetros por metro cuadrado, mientras que en Beni el mal tiempo afectará a las provincias Moxos, Ballivián, Yacuma y Marvan; y en Santa Cruz, a Warnes, Sara, Ichilo, Santistevan, Chiquitos, Sandóval, Germán Busch, sur de las provincias Guarayos, Ñuflo de Chávez y José Miguel de Velasco.

Deslizamientos
Las lluvias que se registraron el jueves en La Paz afectaron a familias de las zonas de Callapa, Villa Victoria y Kupini, que lidiaron con la mazamorra y la inundación de sus viviendas.

Los escombros que dejaron las construcciones en Villa Salomé formaron una mazamorra que fue bajando hacia el sector 3 de Callapa. Según el relato del vecino Humberto Blanco, en la parte alta, en Villa Salomé, se produjo un deslizamiento de tierra que afectó a las murallas, portones, garajes de las viviendas e incluso hubo familias que quedaron atrapadas en sus hogares.

Son cinco viviendas afectadas, una de estas es una casa prefabricada de una pareja de la tercera edad que vive cerca del río que quedó encerrada y asustada por la mazamorra. Callapa es la misma zona que se deslizó en febrero de 2011 dejando a un millar de familias sin casa. Sin embargo, los habitantes del lugar, poco a poco, regresaron al barrio, donde la noche del jueves se produjo la mazamorra.

La Alcaldía de la ciudad de La Paz responsabilizó a los vecinos de Callapa de provocar, con el vertido de escombros, la mazamorra e inundación de sus casas.

Por su lado, el gobierno municipal de la ciudad de Trinidad, en Beni, dispuso Bs 3,7 millones para atender posibles emergencias que ocasionen las lluvias y asistir a las familias afectadas