Escucha esta nota aquí

Este martes, el presidente Morales sostuvo una reunión con el máximo representante diplomático de Estados Unidos en Bolivia, el encargado de Negocios, Peter Brennan.

A propósito de ese encuentro, este es un recorrido cronológico de la crisis de relaciones bilaterales entre Bolivia y Estados Unidos:

Presagio de una ruptura

Desde la campaña presidencial de Evo Morales en 2002, se predecía un quiebre en las relaciones diplomáticas de Estados Unidos y Bolivia. Ese año, Morales agradecía irónicamente las declaraciones del embajador estadounidense Manuel Rocha, quien condicionó la ayuda económica de su país al voto ciudadano contra el candidato del MAS. Morales, lo calificó como su “jefe de campaña” y denunció intromisión en política nacional.

Expulsión de embajadores

Años después, en septiembre de 2008, el ya presidente Morales oficializó la ruptura de relaciones cuando expulsó del país al embajador norteamericano Philip Goldberg del país tras acusarlo de tratar de desestabilizar al gobierno boliviano.

El entonces presidente de EEUU, George W. Bush correspondió con el retiro del embajador boliviano en Washington, Gustavo Guzmán y sacó a Bolivia del plan de beneficios arancelarios (Atpdea) para sus exportaciones.

El enfriamiento diplomático continuó con la expulsión de la agencia antidroga de Estados Unidos (DEA, sigla en inglés) a la que Morales acusó de espionaje.

Desde entonces las relaciones tienen apenas nivel consular y comercial, a través del encargado de Negocios de la embajada en La Paz y de los consulados bolivianos en el país del norte.

Acercamientos y el Acuerdo Marco

En mayo de 2009, el presidente Morales recibió al entonces secretario adjunto de Washington para América Latina, Thomas Shannon para delinear un nuevo acuerdo de relacionamiento entre Bolivia y Estados Unidos, que terminó de ser redactado un año más tarde.

El 2011 en Washington, se firmó Acuerdo Marco que pone al respeto mutuo como base del nuevo pacto. El tratado abarca temas de cooperación, lucha antidrogas, comercio y extradición.

Este último punto es significativo debido a que Bolivia ha hecho intentos por reclamar que EEUU entregue al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, para que responda ante la justicia boliviana por las muertes registradas en el denominado Octubre negro de 2003.

En febrero de 2012, Bolivia y EEUU firmaron un convenio que determina una ‘nueva modalidad’ de ayuda bajo la cual el Gobierno nacional ejecuta parte de los recursos económicos de la cooperación estadounidense.

Expulsión de Usaid

Un año más tarde, Morales declaraba: “Estados Unidos sigue conspirando. Por eso hemos decidido expulsar a Usaid de Bolivia. Se va.” Morales acusó a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional de "manipular a dirigentes".

Avances en 2015


En enero, una delegación de Estados Unidos asistió a los actos de posesión ancestral del presidente Morales en Tiwanaku. En junio, el canciller, David Choquehuanca, informó que el gobierno nacional iba a solicitar a la Casa Blanca una reunión entre Obama y Morales para normalizar las relaciones.

El más reciente acercamiento ocurrió este martes, cuando el presidente se reunió con Brennan para abordar temas como la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de Drogas (Atpdea) y medioambiente. La reunión se dio a solicitud del gobierno de Estados Unidos, según informó el presidente Morales.