Escucha esta nota aquí

A Bolivia no le preocupa para nada los dos argumentos que Chile expondrá en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para intentar limitar la jurisdicción del tribunal. La Paz desacreditó los alegatos del vecino país y los calificó de “falsos” y “equivocados”.

Las respuestas a Santiago están concluidas -solo falta pulir algunos elementos- y serán presentadas al presidente Evo Morales el 3 de abril en Santa Cruz. En esa fecha, el mandatario presentará a la ciudadanía al equipo de abogados internacionales que diseñaron la demanda.

El procurador general del Estado, Héctor Arce, aseguró que Santiago “se equivocó” en los argumentos que intentan limitar la jurisdicción de la CIJ. El Pacto de Bogotá y el Tratado de 1904 son los pilares de las objeciones del vecino país. “Chile parte de una premisa totalmente falsa, de que nosotros queremos modificar o cambiar el régimen establecido en el Tratado de 1904 y eso es totalmente falso. Chile está desubicada en su objeción porque parte de una premisa totalmente falsa y equivocada”, respondió Arce a EL?DEBER.

La base chilena
Santiago antepone lo que dice el artículo 6 del Pacto de Bogotá. “No podrán aplicarse dichos procedimientos a los asuntos ya resueltos por arreglo de las partes, o por laudo arbitral, o por sentencia de un tribunal internacional, o que se hallen regidos por acuerdos o tratados en vigencia en la fecha de la celebración del presente Pacto”.

Según la cita del pacto, no se permite usar los medios de solución de controversias establecidos (entre ellos la CIJ) cuando se trata de asuntos ya resueltos por tratados anteriores al 30 de abril de 1948. Es aquí donde ingresa el Tratado de 1904. Este documento sentenció los límites entre Bolivia y Chile después de la denominada Guerra del Pacífico.

“Lo que se ha demandado no está resuelto por ningún tratado (incluido el de 1904), no tiene nada que ver con ningún tratado y es una materia estrictamente para el conocimiento y de competencia de la CIJ, por lo tanto Chile está equivocado en su planteamiento y eso lo haremos notar con toda la solvencia del caso”, explicó el procurador.

Para el agente chileno, Felipe Bulnes, los alegatos de su país “están bien sustentados” e insistió en que La Paz intenta “alterar” fronteras con la modificación del Tratado de 1904.

El diputado chileno Jorge Tarud dijo que “tiene toda la confianza” en que la CIJ?determinará paralizar la demanda al determinar su incompetencia.
Esa no es la percepción de Jorge Gonzales, presidente del Senado, quien dijo que “Bolivia tiene toda la razón y existe sustento jurídico en nuestra demanda marítima”