Escucha esta nota aquí

Una hora de retraso en el inicio de la sesión, preguntas genéricas y poca precisión marcaron la interpelación de la ministra de Desarrollo Rural y Tierras en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP). La mayoría oficialista le dio un voto de confianza, pese a los cuestionamientos de la oposición. 

Un informe de la Contraloría General del Estado identificó 153 proyectos inexistentes por los que el Estado pagó 71 millones de bolivianos, lo que deparó en un juicio contra tres exdirectores de esa instancia estatal. Dos de las exautoridades fueron cautelados y uno continúa prófugo. 

Achacollo, que preside el Fondo Indígena, explicó dentro de su intervención que se aprobaron 1.100 proyectos, por los que se desembolsó 729.132.000 bolivianos. Sin embargo, no especificó en qué período tuvieron lugar esas acciones. 

Además explicó que no aprobó proyectos fantasmas sino iniciativas que surgieron de las propias organizaciones sociales y advirtió cierta deficiencia en la dirección ejecutiva del Fondo. "No me he llevado ningún proyecto", enfatizó. 

La autoridad también levantó los nombres de Rafael Quispe y Adolfo Chávez, exdirigentes indígenas que formaron parte de la instancia y también aprobaron proyectos, según su versión. Ambos la criticaron ampliamente en semanas pasadas.

También garantizó que siempre tuvo sus reparos con los integrantes del Directorio, conformado por dirigentes de las organizaciones sociales quiénes, dijo, aprobaban los proyectos y entregaban los recursos para su ejecución. 

La ministra acabó de hablar lamentando que no se hubiera realizado el debido seguimiento a cada proyecto, mientras que el vicepresidente, Álvaro García Linera, calificó de "tribilines" a los opositores que objetaban cada respuesta.

Finalmente, la autoridad abandonó el hemiciclo y, pese a los silbidos y abucheos de algunos legisladores, se cometió a votación la interpelación y se dio un voto de confianza a la autoridad, adelantando cambios en el Fondo Indígena y la prosecución de la investigación judicial.