Escucha esta nota aquí

El Comité Cívico Potosinista (Comcipo) decidió suspender sus protestas en la ciudad de La Paz, por la gesta libertaria de la urbe, y abocará todos sus esfuerzos a lograr la liberación de los marchistas que fueron detenidos en la noche, tras un nuevo enfrentamiento. 

Según el dirigente de esa instancia, Johnny Llally, "hoy van a desfilar niños y niñas. Nosotros no vamos a salir (porque) al vernos van a querer gasificar. No vamos a salir, vamos a respetar el aniversario de esta linda tierra paceña, porque no hemos venido a confrontar". 

En la víspera se registró un nuevo enfrentamiento entre la Policía y los marchistas que llegaron desde Potosí, con un saldo preliminar de al menos 10 heridos y 15 detenidos, aunque otro dirigente informó que son solo seis las personas remitidas a celdas de la Fuerza Anticrimen.

Juan Carlos Yucra, otro de los representantes de Comcipo, afirmó que "vamos a ir a pedir que los liberen a nuestros compañeros. Anoche los ánimos estaban muy caldeados y nos hemos hecho masacrar con la Policía". 

La ministra de Comunicación, Marienela Paco, informó que se envió en las últimas horas una carta para buscar un acercamiento con los dirigentes. La nota no establece un plazo para iniciar las conversaciones, pero insta a deponer las protestas. 

"Existen cambios constantes en sus demandas (...) Le mienten al pueblo potosino. Están armando grupos de choque para amenazar a la población. Hubo provocación y vinieron las dinamitas", precisó la titular del Gobierno. 

Potosí cumple nueve días de un paro cívico, mientras que los marchistas llegaron a La Paz el pasado siete de julio. Exigen la atención de un pliego de 26 puntos referidos a salud, caminos, regalías mineras y la instalación de una planta de cemento, entre algunos puntos.