Escucha esta nota aquí

Es casi diaria y cada vez más subida de tono la confrontación. La demanda marítima boliviana contra Chile en La Haya es el meollo, y la ruidosa polémica ayer fue agudizada cuando el presidente de Bolivia, Evo Morales, cada vez más protagonista de la discusión, respondió a La Moneda que “es mejor una intromisión por un derecho y no una invasión a otro pueblo”, en defensa de la resolución de apoyo que dieron los gobiernos de la ALBA a la reivindicación marítima; también como contrapunto a las palabras de Heraldo Muñoz, canciller del país transandino, que calificó la declaración bolivariana como una “intromisión inaceptable y política”.

“Eso es lo peor, que sepan algunas autoridades de Chile que protestan por una intromisión”, se ratificó ayer Morales, en rueda de prensa, en una categórica referencia a la invasión militar chilena de febrero de 1879 sobre los puertos del Pacífico de Bolivia, territorios anexados en una guerra.

Es el tercer entredicho diplomático entre La Paz y Santiago solo en lo que va de diciembre, asunto que por el lado chileno es encarado, esencialmente, por Muñoz, hombre de confianza de la presidenta Michelle Bachelet, mandataria que no aparece para referirse al tema.

Bulnes acusa
Ayer, el agente chileno ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Felipe Bulnes, puso más leña al fuego al acusar a Bolivia de incumplir con las normas de ese tribunal internacional. “Sorprende que Bolivia no respete las normas mínimas del mismo tribunal al que acudió. Solamente la corte puede anunciar cuándo son los alegatos”, salió a decir el diplomático, de acuerdo con el diario La Tercera de Chile, como reacción a unas declaraciones del vocero de la demanda marítima, el expresidente Carlos Mesa, que fue interpretado por la prensa de Santiago como si hubiese asegurado que la CIJ fijó para mayo de 2015 los alegatos frente a las objeciones preliminares de Chile.

De acuerdo con ABI, agencia oficial de noticias de Bolivia, Mesa habló sobre la fecha de alegatos en los siguientes términos: “Tenemos una primera fase en mayo con las presentaciones orales de Bolivia y Chile de la demanda preliminar de incompetencia, pero después suponemos que la Corte fallará en favor de su competencia”.

Como antecedente al reclamo chileno, La Tercera recordó que el 9 de noviembre, en México, Muñoz, superior jeráquico de Bulnes, señaló: “Nosotros calculamos que podrán ser por ahí por mayo, pero es la Corte la que tiene que fijar en definitiva la fecha”