Escucha esta nota aquí

Desde hace dos años que Shakira no puede dormir tranquila en su casa, porque tiene a un paparazzi esperando en la puerta día y noche, en busca de una fotografía digna de publicar. Cansada de esta persecución, la cantante presentó una denuncia por acoso.

En la demanda, publicada por la prensa española, 'Shak' relata cómo el reportero vigila a su familia a diario. Además de apuntar contra la pareja, el fotógrafo persigue a sus hijos, Milan y Sasha, cuando van al colegio. Los pequeños han “llorado de miedo” en varias ocasiones, según declara el documento legal.

La gota que rebalsó el vaso fue cuando la colombiana encontró al acosador hurgando su basura, buscando algún dato para vender a los medios. Por ello, decidió pedir una orden de alejamiento, bajo la modalidad de juicio rápido.