Escucha esta nota aquí

El personal médico de los centros de salud en Villa Primero de Mayo, El Bajío y el Plan Tres Mil protestan para presionar a la Alcaldía el pago de su salario y respeto a sus derechos laborales.

El represente de los profesionales de salud del centro del Plan Tres Mil, Boris Tercero, explicó que bloquean la avenida Paurito, en inmediaciones del mercado Los Pocitos, porque exigen seguridad laboral y la cancelación de su sueldo de enero.

“Exigimos estabilidad laboral para todos los trabajadores porque existe maltrato para los profesionales. El personal médico fue reducido y no existen las condiciones para realizar intervenciones quirúrgicas”, denunció el dirigente, según informó el canal Red Uno.

Otra profesional del centro El Bajío dijo que no hay atención en terapia intensiva. “No hay atención en terapia intensiva, solo los médicos que realizan su año de provincia están en servicio. No tenemos contratos y tampoco nos cancelaron nuestro sueldo de enero”, dijo la doctora.

Los trabajadores médicos denunciaron que en el contrato que firmaron en 2014 se les prohibía conformar sindicatos y no les reconocen sus vacaciones.

La Alcaldía promete solución

El oficial mayor de Desarrollo Humano, Raúl Hevia, explicó que los contratos estarán listos hasta el día viernes o lunes y se recontratará a todo el personal en los tres centros.

“Se les va a pagar a todos. Yo no sé de dónde sale que no se les va a cancelar. Este jueves firmaremos un convenio. De la noche a la mañana no se pueden firmar 2.400 contratos porque demoran”, indicó.

Pasadas las 15:30 los trabajadores de hospitales de segundo nivel
se dirigían hacia el edificio de Desarrollo Humano de la Alcaldía en reclamo del pago del salario de enero porque, dicen, no está incluido en el contrato.,

Galenos y enfermeras del centro médico del Plan Tres Mil salieron a las calles para bloquear la avenida Paurito y presionar al municipio

Galenos y enfermeras del centro médico del Plan Tres Mil salieron a las calles para bloquear la avenida Paurito y presionar al municipio (HERNÁN VIRGO