Escucha esta nota aquí

Tras la merma que sufrirán los ingresos por regalías departamentales y transferencias para las gobernaciones y alcaldías, el presidente Evo Morales explicó este miércoles, en el aniversario de la provincia Gran Chaco, que la reducción no se debe a una decisión de su administración, si no a la caída de los precios internacionales del petróleo.  

"No es que el Gobierno está quitando recursos económicos, sino que algunas potencias internacionales hacen acuerdos para afectar en los precios de los recursos naturales", explicó Morales en su discurso, transmitido por Bolivia TV. 

El mandatario dijo que esta crisis no es nueva y que su gabinete ya enfrentó una parecido en 2008, generada por el capitalismo. Morales planteó que, en adelante, las transferencias a los gobiernos locales se harán en base al costo del barril de petróleo de 45 dólares.

Con esa medida, Morales pretende evitar problemas a la hora de la programación del Programa Operativo Anual (POA). 

"No queremos engañar a nuestras autoridades en la programación de su POA con costos irreales, por ejemplo de 60 dólares el barril de petróleo, si no llega a ese precio, estoy seguro que... ahí si podemos tener problemas", dijo.