Opinión

... cara a cara

El Deber Hace 10/18/2018 8:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

“Injusticia”, “abuso”, “amedrentamiento”, “podredumbre” y otros gruesos adjetivos han sido usados por ciudadanos indignados que se han pronunciado en las redes sociales sobre la detención de Romel Cardozo, el hombre que difundió el audio que destapó el escándalo judicial del año, con el testimonio de una jueza que confesó haber sentenciado a un médico inocente. La foto del denunciante entre rejas fue portada de la mayoría de periódicos ayer y ha causado un sonado repudio de la gente a la rápida aprehensión, justificada nada menos que por el fiscal saliente Ramiro Guerrero, que se vio interpelado por su cuestionado rol en el caso. ¿Quién se atreverá a denunciar desde ahora a algunos ‘todopoderosos’ si puede terminar entre rejas y con el honor triturado de la noche a la mañana mientras los acusados hacen de las suyas?

Las plataformas ciudadanas han tenido un par de jornadas activas al anunciar sus respaldos a Víctor Hugo Cárdenas y a Carlos de Mesa. El apetecido apoyo de los nuevos actores de las movilizaciones callejeras por el 21-F se empieza a concentrar en ambos políticos, lo que les otorga por ahora ventaja sobre otros potenciales presidenciables. No han faltado algunos que en función de la unidad han comenzado a mencionar un posible binomio Mesa-Cárdenas, quienes vivieron antes roles comunes como invitados del MNR para la vicepresidencia. Son días importantes para la reconfiguración de fuerzas en la oposición y seguro vienen más novedades.

El TSE no frenará de oficio el abuso de vetar la actividad de algunos partidos en algunas zonas del país con población leal al MAS. ¿Quién defenderá entonces el derecho constitucional de todos los partidos a movilizarse y expresarse en cualquier sitio de Bolivia?