Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales no pasó por alto el pedido de investigación de la embajadora de Estados Unidos (EEUU), Nikki Haley, en contra de las delegaciones de Bolivia y Cuba. “EEUU exige condena y sanciones contra las delegaciones de Cuba y Bolivia en #ONU por impedir un acto político anticubano preparado para forzar nuevas sanciones contra la isla. #EEUU, autor del embargo y los peores crímenes contra la humanidad, no tiene moral para pedir compostura”, escribió el presidente de Bolivia en su cuenta oficial de Twitter.

De este modo, el Gobierno toma más distancia de la administración del presidente Donald Trump, que, por su parte, parece ignorar las críticas de su par boliviano.

Haley demandó al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que investigue a las delegaciones de Bolivia y Cuba tras las escandalosas interrupciones que ocasionaron el martes 16 de octubre en la sede del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, en Nueva York, sede en la que se trataba la situación de los presos considerados “políticos” por esa nación y por atentar en contra de los derechos humanos.

Sucesor de Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el nuevo mandatario cubano, respondió al tuit de Evo Morales dándole su apoyo: “Tienes toda la razón hermano presidente”, escribió el isleño.