Escucha esta nota aquí

El terremoto que asoló Nepal hace 10 días acabó con miles de vidas, destruyó parte de sus infraestructuras y supuso además un golpe al turismo, una de las principales industrias del país, con la cancelación del 80% de las reservas de visitantes extranjeros esta temporada.

La cifra de víctimas fatales asciende a 7.500 muertos y los heridos suman 15.000. El sismo también afectó a las escuelas, un total de 668 están completamente destruidas y unas 2.228, dañadas.

En el tema de turismo, el secretario general de la Asociación Hotelera de Nepal, Binayak Shah, informó este martes de que han perdido la mayor parte de las reservas para la temporada de primavera que acababa de comenzar, después del sismo que golpeó el país el pasado 25 de abril.

El turismo supuso alrededor de un 8% de la economía del país del Himalaya en 2014, con la llegada de 800.000 viajeros, atraídos especialmente por montañas como el Everest, la escalada y el senderismo o "trekking".

"La muerte de turistas en Langtang y Manaslu (zonas con importantes rutas para senderistas) va a tener un impacto en el sector", dijo el presidente de la Asociación de las Agencias de Senderismo de Nepal, Ramesh Dhamala.

El empresario calculó que entre 120.000 y 150.000 turistas llegan cada año a Nepal para hacer "trekking" y se gastan una media de 40 dólares al día en un país con una renta per cápita de 740 dólares al año.

Sin embargo, Dhamala se mostró confiado en que "el amor por las montañas y los senderos traerán de vuelta los turistas", algo que espera que ocurra en la temporada de septiembre.

Mientras tanto, periodistas y cooperantes ocupan parte de las habitaciones hoteleras abandonadas por los viajeros.

"El gran número de personal de agencias internacionales de rescate y periodistas están manteniendo la ocupación de los grandes hoteles intacta hasta ahora", indicó el secretario general de la Asociación Hotelera de Nepal, Binayak Shah.