Escucha esta nota aquí

Fue duro y sin miedo lanzó acusaciones contra Róger Pinto y Leopoldo Fernández. El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, vinculó a las dos principales figuras políticas de Pando con el negocio del narcotráfico. Les pidió a los opositores que expliquen el origen de sus bienes y reveló que sus “fortunas”, de cada uno, ascienden a dos millones de dólares. Fernández prefirió esperar hasta hoy para emitir un comentario y prometió presentar pruebas que muestran quién evitó la lucha antidroga cuando era prefecto pandino.

“¿Quiénes protegían al narcotráfico en Cobija? Leopoldo Fernández, Róger Pinto y la pandilla. Cuando tomamos el Gobierno desestructuramos a la pandilla de delincuentes narcotraficantes de Pando, que tenía su capital en Cobija, protegidos por Leopoldo Fernández y Róger Pinto”, arremetió Quintana en entrevista con medios de comunicación estatales.

El ministro no presentó pruebas y al salir del estudio de Bolivia TV no quiso atender a los medios. “Lo dije todo en la entrevista (con medios estatales), es información oficial”, dijo.

Esta acusación surgió a dos días de que Pinto vinculara a Quintana con el Primer Comando Capital (PCC), de Brasil, y otras organizaciones criminales de Venezuela. “Son calumnias, mentiras de un prófugo”, se limitó a responder el ministro.

Leopoldo dará conferencia
Fernández se contactó con EL?DEBER?en La Paz y anunció una conferencia de prensa para hoy en su domicilio. Prometió presentar “pruebas” contra Quintana, quien se habría opuesto a la lucha antidroga cuando él era prefecto.

Todas estas acusaciones se dan tras la detención del general Óscar Nina, quien está en Palmasola acusado de legitimación de ganancias ilícitas y de haber logrado vínculos con el narco mexicano Joaquín ‘Chapo’ Guzmán.

Quintana reforzó la versión del Gobierno y dijo que las denuncias de Pinto son parte de una “conspiración”. “(Son) apoyados por unos gringos torpes, groseros que vienen a través de las agencias de seguridad”, denunció