Escucha esta nota aquí

En Beni las matemáticas y la historia tienen algo que decir. En las elecciones de 2010, cuando el MNR beniano compitió por la Gobernación con la candidatura de Ismael Schabib, obtuvo el 22% de la votación.

Finalizó en tercer lugar, por debajo del 34% de apoyo que consiguió el ganador de esos comicios, Ernesto Suárez, de Primero el Beni, y del 29% de Jessica Jordan, del MAS. Tres años después, cuando los rosados se aliaron con Suárez para impulsar a Carmelo Lens, este alcanzó el 52% y el MAS, otra vez con Jordan, llegó al 44%.

Los datos del Atlas Electoral de Bolivia, del Órgano Electoral, esbozan el paisaje de 2015, cuando Suárez vuelve a disputar la Gobernación frente a Álex Ferrier, candidato renovado del MAS?y hombre próximo al ministro Juan Ramón Quintana, y frente a Sandro Giordano, exsenador y aspirante por un MNR que ha roto en malos términos con Suárez. Así, la oposición deberá dividirse el voto beniano.

Desde el punto de vista del análisis de estrategia electoral, los antecedentes de comicios con una oposición fragmentada complican la hegemonía de Suárez y para algunos, con las condiciones actuales, no hay garantías para que Beni cierre su capítulo electoral en primera vuelta, el 29 de marzo.

“La candidatura de Sandro Giordano cambia en mucho las proyecciones de la oposición en Beni. Por los antecedentes historicos, el peso electoral del MNR en Beni ronda el 20% y es muy probable que se mantenga, obligando al menos a una segunda vuelta para definir el ganador con al menos el 50% más uno”, sostiene el analista Gustavo Pedraza, que considera que, en una hipotética segunda vuelta Suárez tiene algunas ventajas.

Reaccionan los partidos
“Hay candidaturas funcionales al MAS (...), como las del MNR. Pero el pueblo beniano sabe quién defiende la dignidad de los benianos, sabe que el MAS está en contra de Beni y sabe quienes son funcionales al MAS”, opina el también excandidato a la Vicepresidencia por Unidad Demócrata en 2014.

Un año atrás Raúl Roca era el secretario general de la Gobernación, principal colaborador de Lens y símbolo de la alianza del MNR y Primero el Beni. Hoy, alejado del cargo, Roca es el jefe de campaña de Giordano y asegura que Beni necesita “un cambio de timón” porque “la oligarquía a la que representan Suárez y Moisés Shriqui (candidato a la relección como alcalde de Trinidad) llevó al atraso a la región” y porque “Suárez demostró incapacidad de cohesionar a la oposición con mecanismos de concertación duraderos”.

Para el politólogo Pablo Javier Deheza, lo natural es que el MAS espere que el tradicional partido rosado reduzca el caudal de la votación de Suárez y que el MNR maneje la hipótesis de llegar a una segunda vuelta con candidato de UD, porque hasta ahora Ferrier no ha desarrollado el despliegue de campaña que tuvo Jordan. Ferrier, que salió de gira por las provincias, prometió atender el teléfono pero no lo hizo. Lo cierto es que muchos creen que en 2015 se reeditarán los resultados de 2010 en Beni, con un voto opositor dividido.