Escucha esta nota aquí

Dos hermanos, Marlene (26) y Wilder Orozco Pérez (17), y su prima, Nancy Pérez Soto (14), fueron detenidos cuando unos comerciantes de la rotonda del Plan 3.000 se percataron de que los billetes con los que les compraron ropa, eran falsos.

En ese momento fue puesta en alerta la Policía que procedió a aprehender a los denunciados y encerrarlos en las celdas del módulo policial del Plan.

Freddy Meneses, comandante de esta repartición, señaló a EL DEBER que a los jóvenes se les encontró 10.000 bolivianos y, luego de ser interrogados, confesaron que tenían 6.700 bolivianos más en un alojamiento.

En total, los agentes policiales se incautaron de 16.700 bolivianos en billetes falsos de 20, 50, 100 y 200 bolivianos.

Según el relato de los jóvenes, una mujer les había dado el dinero en la terminal de buses de Cochabamba para que en la ciudad de Santa Cruz compren ropa y luego le entreguen la mercadería en un lugar señalado.

Los dos hermanos y la prima, son acusados por la comisión del delito de circulación de moneda falsa. La Policía investiga el origen del los billetes falsos.