Escucha esta nota aquí

Dos mujeres, vestidas con diminutos trajes "sexys" de oficiales de policía, ingresaron a una prisión del estado interior de Mato Grosso en Brasil, donde sedujeron a los guardias hasta dejarlos inconscientes, según informaron los medios locales.

Las mujeres hablaron con los guardias para que las dejaran entrar a la penitenciaría y aprovecharon para seducirlos, la pasada semana.

La mañana siguiente otros policías encontraron a sus colegas desnudos y esposados, recordando muy poco de lo que había ocurrido la noche anterior. Y lo peor, 26 prisioneros habían escapado de la prisión de Nova Mutum, una pequeña ciudad cerca de Cuiabá.

Un portavoz de la Secretaría de Justicia de Mato Grosso confirmó que las autoridades encontraron botellas de whisky adulteradas y un par de trajes de policía provocativos.

"Suponemos que eso era lo que las mujeres usaban cuando sedujeron a los guardias", manifestó Willian Fidelis, portavoz.

Fidelis informó que hasta el fin de semana, once de los prisioneros habíaN sido recapturados y llevados de vuelta a la prisión.

El portavoz indicó también, que hasta el momento no se conoce quién está detrás de la fuga de la prisión y que la policía civil estaba a cargo de la investigación.

Además de los dos guardias que fueron engañados, también fue retenido el director de la prisión, aclaró el portavoz de la Secretaría de Justicia, ya que a pesar de que el director no estuvo involucrado en el encuentro y la posterior fuga, él se encontraba dormido en el establecimiento cuando esto ocurrió.

"Nunca había sucedido algo como esto. Nova Mutum es una ciudad pequeña. La gente no habla de otra cosa desde que esto ocurrió", agregó Fidelis.