Escucha esta nota aquí

"Siguen siendo intensamente buscados". La frase del jefe de la Policía Federal, Román Di Santo, no dejó lugar a duda y confirmó que en horas de la tarde aún Cristian Lanatta y Víctor Schillaci continuaban prófugos, detalla el informe de "La Nación". 

Los dos condenados por el triple crimen de General Rodríguez se mantienen fuera del alcance de la fuerzas de seguridad a 13 días de haberse escapado del penal de General Alvear, aunque "estarían cercados".

Lanatta fue capturado a media mañana cuando fue divisado por efectivos de la policía santafecina en un sector de Cayastá cercano a la ruta provincial 1 conocido como "La vuelta del dorado", enfrente de la planta de la firma arrocera Trimacer.

La detención se produjo alrededor de las 10 y Martín Lanatta no ofreció resistencia, quizá como consecuencia de su estado físico. Según la fotografía que se filtró, el prófugo tenía un profundo corte en su parietal y maxilar izquierdo, provocado por el vuelco que sufrió la camioneta Amarok blanca que fue robada el jueves pasado en jurisdicción de San Carlos Centro.

Al volcar en la camioneta en horas de la madrugada, se presume que los hermanos Lanatta y Schillaci se separaron. Así fue como los policías aprehendieron sólo a Martín Lanatta, que fue trasladado a la comisaría de Cayastá.