Escucha esta nota aquí

Luego de darse por muerto en The Defenders (aunque la escena poscréditos revelaba lo contrario), Daredevil (Charlie Cox) regresa para vivir otra aventura (quizás la más intensa) en la tercera temporada de su serie que Netflix estrena hoy.

Esta nueva puesta en escena del personaje promete más acción y garantiza al menos una gran secuencia de pelea como en sus dos temporadas anteriores (la del pasillo en la uno y la de la escalera en la segunda).

Tercer asalto

Según los adelantos, Matt Murdock tendrá que lidiar una vez más con Wilson Fisk (Vincent D’Onofrio), quien está de regreso y dispuesto a limpiar su nombre manchando en el camino, con la ayuda de un impostor (¿Bullseye?), el de Daredevil. En ese trajín, el Diablo de Hell’s Kitchen saldrá golpeado en más de una ocasión.

La trama de esta nueva temporada está basada en el aclamado arco argumental escrito por Frank Miller, Daredevil: Born Again (1986), pero incorporando ideas y conceptos de etapas más modernas, como el trasfondo de la historia de la armadura negra de los años 90 (Fall from grace). Esto será algo que los fanáticos del personaje agradecerán, luego de las licencias creativas que se tomaron en la segunda temporada.

El retorno de Kingpin (Fisk) y su aseveración de que eliminarlo es la única forma de detenerlo, llevarán al límite de la sanidad mental al Diablo de Hell’s Kitchen, al grado de renunciar a su vida como abogado y plantearse romper su única regla en la lucha contra el crimen: no matar.

En esa batalla interna que librará Murdock por mantenerse fiel a sus principios o convertirse en lo que combate, jugarán un papel importante sus amigos Foggy Nelson (Elden Henson) y Karen Page (Deborah Ann Woll), y su madre Maggie (Joanne Whalley). Este último personaje, que es una monja, jugará un papel fundamental en el devenir de Daredevil.

Por si acaso...

Aunque ya se adelantó que ninguno de los otros Defenders (Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist) aparecerán en ninguno de los nuevos 13 episodios de la serie, en favor de darle mayor profundidad a la historia individual de Murdock, no hay que descartar la inclusión al universo televisivo de Marvel en Netflix de otros personajes provenientes de las viñetas, como se hizo en su momento con The Punisher.

Críticas de periodistas especializados, que ya vieron los primeros episodios, señalan que mantiene el alto nivel presentado en sus dos temporadas anteriores. Buena parte de ese nivel, se debe a la recuperación de tiempo completo de Wilson Fisk como antagonista principal. Esos comentarios despejan las nubes de escepticismo que cubrían la serie luego de la tibia recepción que tuvo de The Defenders.

En definitiva, los amantes de las series de superhéroes no pueden perderse el regreso de uno de los héroes más atormentados y complejos de Marvel.