Escucha esta nota aquí

El pontífice destacó el trato que brinda Uganda a los cientos de miles de refugiados que acoge en su territorio. En su primer discurso en Kampala, el pontífice afirmó que su visita procuraba mostrar a "África como un todo: sus promesas, sus esperanzas, sus luchas y sus logros".

"Aquí en África Oriental, Uganda ha mostrado una notable preocupación en acoger refugiados, permitiéndoles rehacer sus vidas con seguridad y sentir la dignidad que da ganarse la vida trabajando honradamente", dijo.
Según datos de la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), Uganda acoge a más de medio millón de refugiados, muchos de los cuales huyeron de la guerra y la violencia en la República Democrática del Congo (RDC) y Sudán del Sur.

Permanecerá en Uganda hasta mañana, día en que viajará hacia la República Centroafricana, última etapa de su periplo africano.
El veterano presidente ugandés Yoweri Museveni, en el poder desde 1986, afirmó sentirse "honrado de recibir al papa Francisco"