La población de la sede de Gobierno caminó hoy para llegar a sus puestos de trabajo. Un sector de los choferes paceños está en paro de 24 horas para exigir a la Alcaldía de La Paz que les permitan aumentar en 0,50 bolivianos las tarifas por su servicio. Para presionar, realizan bloqueos y toman represalias contra los conductores que trabajan hoy. 

Las zonas de Obrajes, Miraflores, el inicio de la Autopista a El Alto, Calacoto y otros  fueron tomados por los conductores que iniciaron temprano la medida de presión para evitar el paso de motorizados del servicio público. 

Conoce más: Quinto día de bloqueos de choferes en La Paz

Sin embargo, el centro de la ciudad de La Paz luce tranquilo y existen algunos motorizados, sin línea ni identificación de sus sindicatos, que rompen el paro y llevan pasajeros. La Policía resguarda los puntos de bloqueo para evitar excesos. 

El Servicio Departamental de Educación (Seduca) de La Paz dispuso tolerancia de 30 minutos para estudiantes que no puedan llegar a sus unidades educativas, aunque varios decidieron suspender sus labores para evitar problemas.

Lee también: Puñado de choferes exige alza de tarifas en La Paz

"El viernes nos estaremos movilizando cerca de la Alcaldía y seguiremos la semana que viene hasta lograr nuestra nivelación tarifaria", advirtió ayer Roy Patty, ejecutivo de la Federación Departamental de Choferes de La Paz.

Desde el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP), Luis Revilla, exigió al ministro de Gobierno, Carlos Romero, que la Policía garantice la libre circulación de la ciudadanía, asegurando que no se procederá a atender la demanda de los conductores. 

Puedes ver: Sector del transporte cumple tercer día de huelga

La terminal de buses de La Paz determinó suspender todas las salidas interdepartamentales, debido a que un punto de bloqueo cerca sus instalaciones. Motorizados, sobre todo minibuses, obstruyen las vías de tránsito. 

La protesta en imágenes:,

n