Escucha esta nota aquí

La agencia federal de control de justicia de Río investiga la desaparición del dinero incautado en febrero al exhombre más rico de Brasil, Eike Batista, acusado de abuso de información privilegiada y manipulación del mercado.

Según el semanario Veja, una parte de los 116.000 reales ($us 40.000) que fueron incautados en la casa del industrial petrolero en Río y 600.000 reales ($us 200.000) en la del español Oliver Ortiz, arrestado en 2013 por tráfico de drogas, han desaparecido de los cofres del tercer Tribunal de Río.

El magnate Eike Batista, ícono caído de Brasil, es sospechoso de haber engañado a inversionistas con un plan para captar millones de dólares para su empresa petrolera OGX (hoy Ogpar), cuyos objetivos de producción estaban sobrevalorados.