Escucha esta nota aquí

El rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, abandonó hoy el hospital donde ha pasado convaleciente la mayor parte de los últimos seis años para celebrar el 65 aniversario de su coronación.

El monarca de 87 años presidió en una silla de ruedas una ceremonia en el Gran Palacio Real acompañado por el príncipe heredero, Vajiralongkorn, y la princesa Sirindhorn, así como la mayor parte de la junta militar.

Bhumibol reina hospitalizado desde 2009

El rey Bhumibol, que vivió hospitalizado desde 2009 hasta 2013, fue sometido el 3 de octubre del año pasado a una operación para extirparle la vesícula y el pasado 5 de diciembre canceló la tradicional comparecencia por su cumpleaños por motivos de salud.

El sucesor al trono es su único hijo varón, el príncipe Vajiralongkorn, de 62 años, quien no ha heredado la popularidad de la que goza su padre.

Bhumibol uno de los monarcas más longevos 

Bhumibol, noveno soberano de la dinastía Chakri, ha sido el monarca más longevo y es reverenciado por gran parte de los tailandeses como si se tratara de un ser casi divino y adulado por la prensa nacional.

Fue coronado el 5 de mayo de 1950, en plena Guerra Fría, y ha reinado a lo largo de largos periodos de gobiernos autoritarios o militares y periodos democráticos interrumpidos por eventuales golpes militares, los últimos ocurridos en 2006 y 2014.

Las críticas e injurias contra la casa real están tipificadas como delito según la ley de lesa majestad, que prevé condenas de entre 3 y 15 años de prisión.
?