Escucha esta nota aquí

La relación de la dirigencia de Blooming con el arquero Rubén Cordano dio un giro radical en menos de 24 horas. La mañana de este viernes el gerente de la academia, Roberto Tito Paz, y el jugador anunciaron el acuerdo que se selló entre ambas partes. La institución mejoró el salario del futbolista y le amplió su contrato hasta diciembre de 2020.

"Estamos contentos de haber llegado a un buen acuerdo, en el cual hemos renegociado su contrato de tal manera de que él tenga la tranquilidad de recibir mejores ingresos. También le ampliamos el mismo (contrato) por un año más", afirmó Paz en conferencia de prensa.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Rodrigo Osorio: "Cordano es el arquero peor pagado del país"

El dirigente, sin embargo, dejó la puerta entreabierta a la espera de una oferta por el jugador que convenza tanto al club como al guardameta. "Si hay alguien que haga una oferta interesante por sus servicios tanto para el club como para él, todos contentos la analizaremos. Nosotros queremos que crezca como profesional", agregó.

TAMBIEN PUEDES LEER: Cordano fue prestado al club Academia

Por su parte, Cordano expresó su conformidad por el nuevo acuerdo. "Estoy contento por llegar a un acuerdo con el club porque creo que era lo más conveniente después de todo el problema que se armó. Aprecio al club y también le tengo mucho respeto, por eso yo traté de negociar y arreglar las cosas. Gracias a Dios se llegó a un buen acuerdo", afirmó el jugador.

Diferencias

La tarde del jueves el gerente de la institución celeste anunció el préstamo del jugador al club Academia (de primera de ascenso) supuestamente por las altas pretensiones salariales del futbolista. Paz afirmó que pidió 5.000 dólares de sueldo y una prima de 9.000 dólares. Antes las declaraciones del dirigente, su representante, Rodrigo Osorio, reveló que el arquero percibía 500 dólares como salario. Ahí se generó la polémica, que este viernes llegó a un final feliz.