Escucha esta nota aquí

El propietario de la desaparecida aerolínea AeroSur, Humberto Roca, expresó su acuerdo con que la Fiscalía boliviana envíe el pedido de extradición a EEUU. El empresario cruceño habló de este y otros temas, a través de un contacto telefónico, con el programa "Asuntos Pendientes" de EL DEBER Radio. 

Roca recordó que el 28 de octubre el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, indicó que tanto él como Jacob Ostreicher deberían volver al país a rendir cuentas y cumplir la sentencia que tienen; por tanto, adelantó que la Fiscalía está trabajando en el proceso de extradición de ambos.

Me parece que seria interesante que manden el pedido de extradición porque ahí oficialmente se van a demostrar todas las violaciones. Me parece perfecto que manden la extradición”, indicó.

Roca, ahora refugiado en Estados Unidos, huyó de Bolivia denunciando una presunta persecución de parte del presidente Evo Morales, a raíz de varios procesos judiciales por evasión impositiva y obligaciones ante las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP).

Reveló el incidente con el ministro Arce Catacora

Por otra parte, el empresario también reveló el incidente que tuvo con el ministro Luis Arce Catacora, el 26 de octubre, cuando el presidente Evo Morales y una comitiva de ministros se reunieron, en Nueva York, con inversiones del país norteamericano.

De acuerdo con las declaraciones de Roca, el ministro Arce Catacora ordenó a un periodista boliviano que no filme un incidente que se produjo entre Jacob Obstreicher y un agente de seguridad estadounidense.

“Vino el ministro Arce Catacora, que se cree el rey del mundo, y le ordenó (al periodista) que no filme, en una forma prepotente y eso me indignó, entonces agarré y le dije: ‘Escúchame ladrón (…) aquí no estás en Bolivia para ordenar’, así le dije”, respondió Humberto Roca.

Este medio intentó comunicarse con el ministro aludido, pero no fue posible. Sin embargo, desde Comunicación del Ministerio de Economía señalaron que el incidente es considerado como “una anécdota que no merece una contraparte”.